Telefónica colocará el 50% de Atento en Bolsa entre inversores cualificados

Telefónica colocará el 50% del capital de su filial de «call center» Atento en Bolsa en una oferta dirigida «exclusivamente» a inversores cualificados.

058nac14fot10
058nac14fot10

El precio de salida se conocerá el próximo 9 de junio y la operadora ya ha iniciado los trámites para la admisión a negociación de la totalidad de las acciones de la subsidiaria en Madrid, Valencia, Barcelona y Bilbao. Citigroup y Goldman Sachs serán las entidades que coordinarán la OPV, mientras que Santander, BBVA y JP Morgan también participarán en el proceso. Atento registró un incremento interanual del 23,4% en sus ingresos del primer trimestre, que ascendieron a 446 millones de euros.

El resultado operativo de la filial de Telefónica, que según la compañía saldrá a Bolsa «lo antes posible», mejoró un 13,1%, hasta los 29 millones en el citado periodo. La firma contaba a cierre de marzo con 152.086 empleados. Telefónica también anunció ayer que elevó su participación en China Netcom hasta el 8,9% en el primer trimestre, y mantiene sus planes de alcanzar el 9,7% en virtud del acuerdo firmado en enero con la compañía asiática. Además, la operadora que preside César Alierta también incrementó su inversión en la brasileña Vivo hasta el 62,3% del capital.

Beneficio de 1.624 millones
La operadora registró un beneficio neto de 1.624 millones de euros entre enero y marzo, lo que representa un descenso del 1,9% respecto al mismo periodo de 2010. Telefónica justifica esta caída en las ganancias por la peor evolución de la división española en el citado periodo, cuando registró un retroceso del 5,6% en el volumen de ingresos.

La compañía destacó el incremento del 26% registrado por la cifra de ventas en Latinoamérica, que compensó el mal funcionamiento del negocio en España. Además, Telefónica resaltó el incremento del 6% en su base de clientes, que alcanzó los 290 millones de accesos en marzo. La operadora reiteró ayer que incrementará los esfuerzos en reducción de costes, lo que se traduce en una reducción de casi todas las partidas de gastos por operaciones. Telefónica anunció en abril que estudia despedir al 20% de su plantilla en España en los próximos tres años.