Romney admite que es posible evitar la vía militar para frenar el programa nuclear de Irán

El candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, ha reconocido este viernes que es posible evitar una intervención militar para frenar el programa nuclear iraní, después de mantener una conversación telefónica con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

Aunque no descarta una intervención militar en caso de que Irán esté cerca de fabricar un arma nuclear, Romney ha subrayado que esta será la "línea roja"que separa la vía diplomática de la militar.

"No creo que, como análisis final, tengamos que recurrir a una acción militar"para evitar que Irán fabrique una bomba atómica, ha asegurado Romney, en declaraciones a la prensa. "De verdad espero que no tengamos que hacerlo", ha aseverado.

Siempre firme partidario de adoptar una postura más dura con Teherán, Romney ha suavizado su discurso con vistas a las elecciones de noviembre y ha aclarado que la opción militar es "una posible herramienta a ser empleada".

No obstante, el candidato del Partido Republicano ha constatado que es su prioridad constatar que Irán no tiene capacidad nuclear alguna que pueda "amenazar la existencia de Israel y una potencial devastación en otros países del mundo", según han recogido las cadenas NBC y CBS.
"Ver acciones, en lugar de solo palabras"es la diferencia que esgrime Romney en su política hacia Irán de cara a los comicios. Como propuestas, apuesta por tomar acciones legales contra el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, bajo la Convención de Ginebra por incitar el genocidio; y una "amplia actividad de cobertura"contra el régimen iraní.

Con motivo de la cita en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, los contactos diplomáticos entre Israel y Estados Unidos se han acelerado con el objetivo de convenir una postura común hacia Irán que, por su parte, ha denunciado una campaña de "terrorismo nuclear".