Cartas del Lector

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Despilfarro socialista
La llegada del Partido Popular a ayuntamientos y comunidades gobernados por el Partido Socialista ha puesto de manifiesto unas increíbles cifras de déficit fruto de una gestión negligente, de un contrastado despilfarro y, según parece, de ciertos casos de malversación.
Las cifras, que nos eran desconocidas, «parece» que también lo eran para los propios gestores, lo que da una idea de su clamorosa negligencia o bien del deseo de ocultar lo que tarde o temprano sale a la luz. Valga el ejemplo de Castilla-La Mancha, donde la consejera de Economía saliente declara 700 millones de déficit cuando ya se ha verificado una deuda de 2.700 millones de euros. Pues vaya fiabilidad la de la consejera, sólo ha acertado en el pico. En otras comunidades y en multitud de ayuntamientos se sigue auditando para conocer con certidumbre el montante de facturas que los socialistas dejan pendientes de pago. Sin entrar en la patética destrucción de documentos observada en algunos ayuntamientos, creo sinceramente que en determinados casos no se puede salir «de rositas» (como la del logo de los salientes) cuando dejas millones de euros en facturas sin pagar a proveedores, muchos de los cuales han tenido que cerrar su negocio por dicha causa. Creo que el ciudadano debiera poder exigir responsabilidades tipificadas a aquellos políticos, sean del signo que sean, que de forma clamorosa han esquilmado las arcas públicas multiplicando inversiones inútiles y lujosos gastos innecesarios.
Mucho he oído a los socialistas aquello de los «cien años de honradez». Pues a ver cuándo empiezan.
Mariano Ruiz-Cuevas / Barcelona

Sociedad que habla
La Fundación de Polonia ha recogido 600.000 firmas a favor de un Proyecto de Ley en contra de cualquier tipo de aborto. El actual sistema jurídico del país exige a los promotores de la iniciativa 100.000 firmas en tres meses. ¡Se han superado con creces! ¡Es la sociedad que habla!
Mayte B. Pujol/Barcelona


L'Alfred
Han entrevistado en TV3 a un Pérez Rubalcaba más entregado al nacionalismo catalán que nunca. El candidato ha declarado, sin sonrojarse, que «en España hay sentimiento anticatalán»; que «cuando defiendo el catalán tengo no poca incomprensión en algunas partes de España» y que «cuando vives en una misma casa y los vecinos no te quieren porque hablas distinto es normal que te quieras ir». Y, como guinda, ha defendido la inconstitucional inmersión lingüística que elimina el español y ha afirmado que él la pactó con Pujol. En fin, si alguien pensaba que Rubalcaba iba a rectificar el desprecio por la nación española de Zapatero y su servil sumisión a los nacionalistas catalanes y vascos lo tiene claro. Ni «Alfredo» ni «Pe punto». Ahora habrá que llamarle «l'Alfred».
Juan Lozano Oliva/Madrid

Terrorismo en Noruega
De nuevo, la cobardía del terrorismo provoca una matanza de inocentes. Esta vez en Noruega. Contra la brutalidad de los asesinos del coche bomba que huyen tranquilamente y la irracionalidad de esos mismos asesinos del tiro por la espalda que disfrutan apuntando a sus víctimas, los estados de Derecho y los ciudadanos demócratas de todo el mundo deben mostrar su firmeza y su solidaridad para acabar con una lacra terrorista que atenta de la manera más bárbara contra la vida. En Noruega, como en la mayoría de países, las autoridades irán hasta el final contra los asesinos y sus cómplices afines para detenerles, llevarles ante el juez y meterles entre rejas. En otros lugares, como España, los que apoyan a los locales asesinos del coche bomba y del tiro en la cabeza hasta gobiernan en determinados consistorios de dos comunidades autónomas. No todo es igual en el mundo; los terroristas lo saben, y por eso algunos, como los etarras y sus sectarios seguidores, por desgracia, a veces ganan.

David García /Madrid