«Aquí todo el mundo es muy bueno»

El mediano de los hermanos Gasol tenía una «meta» en su tercera temporada en Estados Unidos: jugar los «play-offs». Mañana será una realidad con el arranque de la eliminatoria ante San Antonio Spurs, el mejor equipo de la Conferencia Oeste. Marc atendió a LA RAZÓN por teléfono después de una reunión del equipo para preparar su estreno en la fase final.

061nac16fot1
061nac16fot1

–¿Cómo llega a la lucha por el título después de cinco meses y medio de competición y 81 partidos disputados?
–Físicamente estoy bien. Tengo alguna molestia por pequeños golpes, pero nada preocupante. Me siento bien.

–Se sentirá extraño al tener cuatro días sin partidos antes de medirse a los Spurs.
–Sí, es raro, pero es un momento para disfrutar, para relajarme, cuidarme e insistir en las rutinas... Todo para llegar lo mejor posible ante los Spurs.

–¿Y cómo se afronta la serie después de haber jugado ya cuatro veces este año con ellos?
–Siempre hay detalles de los rivales que se nos escapan y por eso acabo de salir de una reunión con el equipo. De esos cuatro partidos, les ganamos los dos de Memphis y en San Antonio perdimos uno en la prórroga. Son el segundo mejor equipo de la Liga, llevan toda la vida jugando juntos y son muy, muy organizados. Va a ser complicado.

–El objetivo ahora será lograr el primer triunfo de la historia de la franquicia en «play-offs» y borrar ese balance de 0-12 en la lucha por el título.
–Nosotros tenemos que olvidarnos de eso. Empezamos de cero y lo importante es que la gente está muy contenta con nosotros. Nos felicitan por la calle y todo el mundo está encantado con el rendimiento del equipo. Volver a los «play-offs» después de cinco años sin estar demuestra lo complicado que es llegar hasta aquí. Del pasado no hay nadie, sólo Shane Battier, que ha regresado ahora.

–¿Qué balance hasta aquí?
–Tuve problemas en octubre porque decidí jugar con una lesión en el tobillo. No fue fácil, pero luego todo ha ido muy bien.

–Puede haber quien piense, si se miran sus estadísticas, que no ha sido su mejor año en Memphis.
–Es que aquí de lo que se trata no es de hacer números, sino de ganar partidos. Algunos pueden pensar que no es así, pero yo siempre prefiero que mis números sean más bajos y que el equipo gane mucho.

–El mejor momento llegó precisamente con la lesión de la estrella, con la baja de Rudy Gay.
–Fue complicado porque es un jugador muy importante, una referencia en ataque, pero es que aquí todo el mundo es muy bueno, todo el mundo la sabe meter. Su lesión nos obligó a dar un paso al frente a todos y todos hemos respondido.

–Sin Rudy Gay el equipo ha hecho un baloncesto mucho más colectivo, como si fuese más un baloncesto más estilo FIBA.
–Puede ser. Tenemos un estilo muy marcado, donde cada uno hace lo que debe. Zach hace daño por dentro en el poste bajo; Conley anota y dirige; Tony Allen ayuda mucho en todos los aspectos... Somos muy consistentes, un equipo de verdad, porque aquí nadie va a lo suyo y eso nos hace peligrosos.

–Más allá de los «play-offs» está la amenaza del cierre patronal y usted será agente libre y deberá firmar un nuevo contrato. ¿Le inquieta la situación?
–No sabemos qué pasará, pero cuando el río suena... Ahora sería egoísta por mi parte pensar en futuros movimientos a nivel personal. Soy un privilegiado y lo único que me preocupa es la serie ante los Spurs.

–Y después llega el Eurobasket...
–Sí. Ayer –el pasado miércoles– estuvo aquí el seleccionador y ya le dije que tengo muchas ganas de ayudar a la Selección a volver a ganar el Eurobasket. Ojalá estemos todos y podamos repetir el oro que ganamos en Polonia, pero no será fácil.

«Los Lakers, campeones»
Un campeón... «Los Angeles Lakers porque tienen una experiencia inigualable».
El finalista... «Los Heat de Miami y no porque tengan a LeBron, Wade y Bosh, es que han jugado bastantes partidos con la tensión que se vive en los ‘‘play-offs''».
El MVP... «Derrick Rose, de los Bulls. Su temporada ha sido increíble».
Serge Ibaka... «Es un portento, uno de los jugadores que más ha mejorado esta temporada. ¿Su presencia en la Selección? No estaría mal, pero eso lo decide el seleccionador».
Su destino la próxima temporada... «Es algo que no contemplo ahora, sólo hay que pensar en la serie ante San Antonio. Luego, ya veremos».