El apoyo del Gobierno una clave del éxito

El Gobierno ha mantenido una actitud de cordialidad y eficaz colaboración con la presencia del Papa y la JMJ. Con altura de miras, sin regatear medios humanos y materiales, los responsables políticos han dado un excelente ejemplo de que cuando se aúnan esfuerzos no hay empresa difícil que no se pueda acometer con éxito. Gracias a los numerosos funcionarios movilizados, empezando por los ejemplares Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, España ha dado una gran imagen internacional.

La Razón
La RazónLa Razón

Beneficios millonarios contra la crisis
El Gobierno reconoció el viernes que los beneficios económicos de la JMJ no eran una cuestión de fe, sino una realidad. El presidente de los empresarios de Madrid, Arturo Fernández, adelantó ayer el balance positivo de unos 160 millones para los hoteles, el transporte y los comercios. Bienvenido sea también ese magnífico impacto económico en tiempos de crisis.


Los «indignados», incívicos y ridículos
Simplemente han hecho un papelón del que salen aún más desacreditados. No lograron su objetivo de boicotear la JMJ con una marcha laicista en la que sólo transmitieron inquina, sectarismo y odio que rápidamente fueron diluidos por los discursos en positivo de los peregrinos. Querían gresca política y sólo encontraron oraciones. Al final han sido una anécdota ridícula. Sus mensajes en negativo no interesan a los ciudadanos, católicos o no, que siguen optando por la tolerancia y el entendimiento.