El verano arranca con subidas de la luz el gas y el butano

La segunda mitad del año comienza con una nueva escalada de precios de la energía, justo cuando los precios del crudo habían comenzado a dar una tregua.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián
El ministro de Industria, Miguel Sebastián

Las tarifas eléctricas, del gas natural y de los gases licuados de petróleo suben a partir de hoy entre un 1,5% y un 5,95, de acuerdo con las resoluciones del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio publicadas en el Boletín Oficial del Estado de ayer. El Instituto Nacional de Estadística adelantó que el Índice de Precios de Consumo bajó tres décimas el mes pasado en términos interanuales, hasta el 3,2%.


Aunque la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos decidió congelar la parte regulada de la tarifa eléctrica, tal y como había comprometido el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ésta subirá un 1,5% en términos generales, aunque para la mayoría de los consumidores lo hará en un 1,37%. La parte sobre la que el Gobierno mantiene el poder de decisión tiene un peso de aproximadamente el 50% en el cálculo de la tarifa final. La otra mitad tiene en cuenta el precio de la energía, que se fija a través de una subasta. La última, celebrada el 28 de junio, fijó un incremento medio del 3%, reflejando la variación del coste de los combustibles fósiles en el mercado internacional.


Bono social

El Gobierno mantiene hasta el año 2013 el denominado «bono social», por el que se congelan las tarifas a determinados consumidores como pensionistas con ingresos mínimos, familias numerosas y hogares que tengan todos sus miembros en situación de paro. En la actualidad se benefician de este bono alrededor de tres millones de hogares, lo que equivale a hablar de ocho millones de personas.


La Comisión Nacional de Energía recomendó el miércoles al Ministerio de Industria que no bajara los peajes de acceso ante el riesgo de incumplir el límite de 3.000 millones de euros fijado para el déficit tarifario en el presente año. La deuda acumulada por el desfase entre precios y costes en el sistema eléctrico asciende ya a 22.850 millones de euros. Su colocación en el mercado mediante una titulización está teniendo unos costes muy altos.


Gas natural

La tarifa del gas natural es desde el día de hoy un 5,69% más cara de media, lo mismo que la bombona de butano, cuyo precio se incrementará un 5,7 %, hasta los 14,8 euros. Según fuentes del Ministerio de Industria que cita Efe, la tarifa de gas natural para hogares que sólo lo utilicen para disponer de agua caliente y para cocinar subirá un 4,6 %, unos 0,68 euros más de media al mes, en tanto que la tarifa para clientes que además usan el gas natural para calefacción, se incrementará un 5,95 %, unos 2,78 euros más al mes. El aumento medio queda fijado en el 5,69 %, unos 2,37 euros más al mes.


En España hay actualmente 7,3 millones de clientes de gas, de los que 4,2 millones están en el mercado libre y algo más de 3 millones permanecen acogidos a las tarifas reguladas.


Este incremento de las tarifas se suma a los acordados en enero y abril de este mismo año. Hace tres meses, la tarifa de último recurso de gas natural subió un 4,1% de media y la bombona de butano el butano, un 6%, hasta los 14 euros. En enero, las tarifas reguladas del gas subieron un 3,9 % de media, y la bombona de butano un 3,13%, hasta los 13,19 euros.


En España hay 12 millones de consumidores de butano, cuyo precio revisa trimestralmente el Ministerio de Industria mediante una fórmula que recoge las cotizaciones internacionales del propano y del butano.


Baja la inflación

Al mismo tiempo que se conocían estas subidas, el INE daba publicaba un avance de cómo se han comportado los precios en el mes de junio. El indicador adelantado del IPC cayó del 3,5% en tasa interanual al 3,2% como consecuencia del comportamiento a la baja de los precios del tabaco, los alimentos y las bebidas no alcohólicas. De confirmar el dato el próximo día 13, ésta será la segunda caída del IPC desde que en abril tocará techo en el 3,8%. A pesar del descenso, el nivel se junio más que duplicará el alcanzado un año antes, cuando el IPC estaba situado en el 1,5%.