Hollande se prepara para la reunión en Berlín

La Razón
La RazónLa Razón

Los ojos de Europa estarán puestos mañana en la reunión entre Angela Merkel y François Hollande, que desvelará el rumbo económico que tomará la UE en los meses venideros. Tanto el uno como la otra han querido marcar territorio durante toda la semana, en la que han reinado los cruces de acusaciones. Así, los socialistas franceses, en una demostración de firmeza de cara a las elecciones legislativas del 10 y el 17 de junio y a unas horas del encuentro entre ambos líderes, han elevado el tono frente Alemania. El portavoz de la formación, Benoît Hamon, afirmó que «si Alemania no renegocia el tratado, no será ratificado por Francia. Merkel no puede ser la única persona que decida el destino de Europa sobre la base de los intereses alemanes». Al ser preguntado el portavoz por un riesgo de confrontación con Alemania, contestó con evasivas: «¿Quién se arriesga a un enfrentamiento si no es la señora Merkel, que se adelantó en la fecha de ratificación del texto?». Sin embargo, los expertos no creen que en la reunión de Berlín se produzca un choque entre las dos posturas en liza, porque ninguno de los dos líderes tiene interés en un enfrentamiento. Por otro lado, mañana también se produce el traspaso de poderes y Hollande se convertirá oficialmente en presidente de Francia minutos antes de su viaje a la capital alemana. La reunión que se celebrará en Berlín entre Merkel y Hollande será la primera toma de contacto entre ambos líderes en un mes en el que se verán las caras en otros importantes encuentros: antes de que termine mayo deben fijar el ritmo de ajuste del déficit público en la UE.