El primer ministro israelí pide a la ONU que anule el Informe Goldstone sobre Gaza

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pidió hoy públicamente a la ONU que anule el Informe Goldstone sobre Gaza tras el artículo que el viernes publicó en EEUU el presidente de esa comisión y en el que la exonera de crímenes contra la humanidad.

"Todo lo que dijimos ha probado ser cierto: Israel no atacó a civiles de forma intencionada... mientras que (el movimiento islamista palestino) Hamás sí disparó deliberadamente contra civiles inocentes", dice un mensaje SMS de Netanyahu enviado a los medios antes de concluir la jornada del shabat.

"El hecho de que el juez Goldstone se haya retractado debe conducir a la anulación del informe de una vez por todas", agrega el mensaje.

Goldstone encabezó en 2009 la comisión internacional nombrada por la ONU que investigó la ofensiva militar que Israel lanzó en Gaza entre diciembre de 2008 y enero de 2009, y que acabó en la muerte de 1.400 palestinos y 13 israelíes.

La comisión concluyó que Israel y Hamás habrían cometido crímenes de guerra, y quizás también contra la humanidad, exhortando a la comunidad de naciones a investigar los hechos si las partes no lo hacían.

Ayer, viernes, en una columna publicada en el diario Washington Post, Goldstone reconsideraba sus conclusiones y afirmaba que "si hubiera sabido lo que sabe hoy, el Informe Goldstone habría sido un documento muy distinto".

En él reconsidera que el Ejército israelí disparase de forma indiscriminada e intencionada contra civiles palestinos y alaba las investigaciones realizadas sobre sus acusaciones.

"Las investigaciones israelíes que hay desde la publicación de nuestro informe no niegan la trágica muerte de civiles, lamento que nuestra comisión no tuviera dichas pruebas que explicaban las circunstancias en las cuales dijimos que civiles fueron atacados deliberadamente", resalta.

Según el artículo del juez, Israel ha satisfecho "de forma significativa"las demandas internacionales de investigar las acusaciones, en tanto que Hamás "no ha hecho nada"para aclarar las que le atañen.

"El que comparativamente unos pocos israelíes murieran por los ataques ilegales con cohetes y morteros desde Gaza no minimiza el nivel de criminalidad", subraya.

El artículo del juez ha sido recibido por los principales líderes políticos israelíes con gran satisfacción.

"Todo el tiempo dijimos que el Ejército israelí es un ejército con un alto nivel moral y que actuó según la ley internacional", dice en un comunicado el ministro de Defensa, Ehud Barak, que dirigió aquella operación estando en el gobierno del anterior primer ministro Ehud Olmert.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, felicita al juez por sus "nuevas conclusiones".

"No estoy sorprendido por las conclusiones. Nosotros sabíamos la verdad y sabíamos que eventualmente saldrían a la luz", dijo en una entrevista con el Canal 2.

Desde la guerra de Gaza Israel sostuvo en todo momento que las acusaciones contra su Ejército eran falsas y que, más allá de algún caso puntual que investigaría, sus cañones y aviones habían disparado contra milicianos, atribuyendo las víctimas civiles a daños colaterales, errores y, sobre todo, a que Hamás disparaba desde zonas civiles.