Mari Mar Blanco: «Bildu no logrará que la muerte de mi hermano haya sido en balde»

Mari Mar Blanco: «Bildu no logrará que la muerte de mi hermano haya sido en balde»
Mari Mar Blanco: «Bildu no logrará que la muerte de mi hermano haya sido en balde»

MADRID- ¿Cómo valora la decisión del Supremo de rebajar la pena de «Txapote»?
–Cuando se celebró el juicio de mi hermano, como los posteriores, ya teníamos esa reforma del 2003 que aumentaba de 30 a 40 años el cumplimiento de la pena y creo que la Audiencia operó con la buena intención de hacer justicia, que es lo que las víctimas queremos. En el juicio le dije al asesino de mi hermano que ojalá se pudriera en la cárcel. Pero con la decisión del TS creo que no se va a pudrir, y con los últimos acontecimientos, esta rebaja de años puede ser noticia cada cierto tiempo.

–Hace uno año decía que con el «espíritu de Ermua» se recuperó la cordura. ¿Dónde queda ahora con la llegada de Bildu?
 –Ahora hemos recuperado la locura. Antes, para todos los españoles y para las víctimas el cambio de gobierno del País Vasco lo vivimos con gran esperanza de ver que las cosas iban a cambiar. Nunca he dudado de que Bildu es Batasuna y ésta es ETA, cada día lo demuestran más. Es una lástima lo que se ha perdido y lo que se va a retroceder. Ahora no nos matan, pero no nos dejan vivir.

–¿Teme que con la llegada de Bildu la muerte de Miguel Ángel haya sido en balde?
–Creo que es algo que están intentando. Así lo dijo Garitano cuando quiso equiparar a las víctimas con los asesinos; como si hubiéramos vivido una guerra. Que se olviden los de Bildu si creen que vamos a dejar que se haga borrón y cuenta nueva. Como hermana de Miguel Ángel nunca cejaré mi empeño para que tanto dolor y tanta sangre derramada no se olvide.

–¿Qué pensaría su hermano al ver que Bildu gobierna en Guipúzcoa y están otra vez en los ayuntamientos?
–No se podría ni imaginar que San Sebastián o Guipúzcoa estuviera gobernada por un diputado general que defiende las ideas de los totalitarios. Mi hermano se hubiera vuelto a presentar de concejal al ver todo esto. Se negaba a admitir que el País Vasco fuera un lugar formado por gente cobarde. Miguel Ángel era una persona normal y corriente que cuando alguien le increpaba por la calle o le llamaba fascista le contestaba, porque nunca tenía nada que ocultar. Le dolería como le duele a la inmensa mayoría de los españoles al ver que ETA estaba más derrotada que nunca y ahora hemos vuelto a retroceder.

– ¿Cree que el Gobierno está siendo laxo con Bildu?
–Tengo el claro convencimiento de que Bildu está donde está porque el Gobierno tampoco hace sus deberes. El propio Rubalcaba reconoció, ahora que Bildu no se corta un pelo, que posiblemente no habían hecho todo lo que tenían que hacer. El problema es que cuando alimentamos a la bestia y ya está crecida y preparada para actuar, es difícil destruirla.

–¿Ha vuelto el miedo al País Vasco?
–En determinados pueblos, si eres un votante constitucionalista y contrario a Bildu no tiene que ser muy cómodo vivir.

–¿Qué le parecen todas las medidas que han tomado los de Bildu al llegar al poder?
–Es el mensaje de ellos, no tienen programa. Su único programa con el que se pueden presentar es el que estamos viendo. Con ese programa se lleva a un desgobierno que no te permite avanzar en nada.

–¿Teme que «Txapote» ocupe algún día un puesto político?
– Ya no me sorprende nada. Ahora no me extrañaría ver a Otegi de consejero de Interior. Pero tenemos que trabajar para que nada de eso ocurra y lograr sacarlos a todos de las instituciones.