Empleados de Lipasam mantienen la huelga aunque seguirán negociando

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Sevilla- No hay marcha atrás, al menos de momento. La dirección de Lipasam y el comité de empresa mantuvieron ayer una reunión para intentar acercar posturas de cara a la convocatoria de huelga que ha anunciado la plantilla para el próximo 15 de noviembre, aunque el encuentro se saldó sin acuerdo. La protesta, por tanto, sigue adelante. Según Antonio Bazo, presidente del comité de empresa, en ciertos momentos se produjeron «algunas subidas de tono» durante la reunión, sobre todo porque los miembros de la dirección «nos comentaron que no habíamos propuesto ninguna alternativa sobre la remodelación del área de talleres que prevén llevar a cabo».

En este sentido, los trabajadores se comprometieron a presentar dicha propuesta en un nuevo encuentro que tendrá lugar el próximo día 31. Igualmente, el comité de empresa expresó su exigencia de que «se mantengan los puestos de trabajo» y, ante nuevas reestructuraciones en la empresa, «se consensúen con los trabajadores». La plantilla espera que todos estos compromisos los plasme la dirección por escrito.

En cuanto a las recientes declaraciones del alcalde, Juan Ignacio Zoido, en las que tildaba de «chantaje» la convocatoria, Bazo señaló que «es la dirección la que ha roto las negociaciones». «Parece que tienen prisa en llevar a cabo la reestructuración de los talleres», insistió, al tiempo que recordó que se prevé la salida de 12 trabajadores por prejubilaciones y traslados. Igualmente, pidió a la dirección que materialice dichos cambios el próximo año, para que dé tiempo a negociar.

Los trabajadores seguirán manteniendo reuniones con la dirección al objeto de buscar puntos de encuentro. Sin no se llega a ningún acuerdo, se plantean trasladar sus reivindicaciones a los miembros del Gobierno local. «Espero que ellos sí se quieran sentar y hablar con nosotros», añadió Bazo.

Por su parte, Zoido volvió a subrayar que los empleados de Lipasam cobran «religiosamente» y que no se están produciendo «ni despidos ni externalización de servicios». El regidor aseguró que por el momento «no hay novedades» en las negociaciones, pero dejó claro que el Ayuntamiento «cumple escrupulosamente con los compromisos adquiridos con los trabajadores».

También hizo hincapié en que desde su equipo de gobierno no se aceptará «ninguna presión» que se realice al margen de las negociaciones, que «se mantienen al igual que ocurre con todas las empresas públicas».

Por otra parte, la plantilla de Tussam aprobó ayer de forma mayoritaria secundar la huelga general del próximo 14 de noviembre. De momento, todavía no se ha tratado el asunto de los servicios mínimos, aunque el representante de CC OO en la empresa, Miguel Pereira, recordó que será la Delegación Provincial de Empleo la que tendrá que fijarlos. Igualmente, se acordó realizar movilizaciones en protesta por los decretos laborales del Gobierno central, aunque se detallarán tras las elecciones sindicales.