Once científicos parten mañana en el buque Ramón Margalef rumbo a El Hierro

El buque Ramón Margalef partirá mañana desde el puerto de Vigo rumbo a El Hierro, adonde llegará tres días después y tras hacer escala en Tenerife, con once científicos y doce técnicos a bordo y dotado con tecnología avanzada, informaron fuentes del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Una vez en La Restinga, los geólogos realizarán un rastreo topográfico de la zona de influencia de las emanaciones de lava respetando un radio de seguridad que determinarán las catas que se vienen realizando para medir la temperatura, acidez, salinidad y presencia de gases bajo el agua.

Todos estos datos determinarán "hasta dónde se puede acercar"el Ramón Margalef "sin que haya peligro" para la tripulación, la embarcación y los avanzados equipos técnicos con que está dotada.

José Ignacio Díaz, jefe de flota del IEO, explica en declaraciones a EFE que el barco cuenta en la parte inferior de su casco con un sistema de sondas multihaz que capta imágenes en tres dimensiones en un radio de tres kilómetros, con el que se realizará "un mapa de la zona"donde el barco "puede navegar".

La idea es hacer un rastreo en paralelo a la costa y aguardar a que finalicen las emanaciones de lava, para a partir de entonces empezar a trabajar con el Liropus 2000, un mini submarino no tripulado y manejado a distancia dotado con varias cámaras, una de ellas de alta definición y otra de muy baja luminosidad.

Este artefacto, aparte de aplicaciones científicas, también puede ser utilizado en operaciones de rescate, prospecciones y campañas geológicas como la que se desarrollará en El Hierro.

La información que se obtenga a través de esta tecnología se contrastará con los mapas de relieve ya existentes y así se podrá "saber con total exactitud si ha habido cambios de la estructura del fondo marino, la evolución de los biotopos o si el magma salió de uno, dos o tres sitios", indica Díaz.

La campaña del Ramón Margalef en El Hierro permanecerá vigente "mientras haya preguntas por responder y tengamos capacidad para hacerlo con la instrumentación con que contamos", resalta el también coordinador de equipamiento científico del IEO.

Los primeros científicos que se desplazarán a la isla canaria serán vulcanólogos, pero luego "irán biólogos y oceanógrafos, en función de los objetivos de la campaña en cada momento".

Díaz considera que el fenómeno vulcanológico de El Hierro supone "una posibilidad extraordinaria"para la comunidad científica de "estudiar cómo se coloniza un ecosistema virgen a tan poca distancia"de la costa.

Pero también cree que ofrece "muchas posibilidades"para la actividad turística local, ya sea a través de la observación de la erupción o cuando cese, para la fotografía submarina, de gran arraigo en la isla del Meridiano.