Un conductor ebrio mata a la hija de Toni Cantó en un accidente de tráfico

La hija de los actores Toni Cantó y Eva Cobo, Carlota, falleció la madrugada del sábado en un trágico accidente en Barcelona. Poco antes de las cinco de la madrugada, un conductor ebrio que circulaba en sentido contrario y a gran velocidad con su furgoneta por la C-32 a la altura de Cabrera de Mar (Barcelona) chocó contra el vehículo en el que viajaban la hija de los artistas, de 18 años, y el sobrino del candidato a alcalde de Barcelona Xavier Trias, Javier A. G., de 20 años, acabando en el acto con la vida de ambos como consecuencia del siniestro.

Carlota Cantó tenía 18 años y residía en Barcelona
Carlota Cantó tenía 18 años y residía en Barcelona

El kamikaze, según informaron los Mossos d'Esquadra, es Alejandro S. R., de 41 años, que resultó herido de gravedad y que fue trasladado de urgencia al Hospital de Can Ruti de Badalona (Barcelona), donde quedó detenido por un delito contra la seguridad del tráfico, al negarse a someterse a la prueba de alcoholemia.

Fuentes policiales indicaron que, pese a la negativa a realizar el test de alcohol por aire aspirado, «hay indicios de que el conductor iba bebido».

Carlota era la primogénita del actor valenciano –tiene dos más, Lucas, hijo de Carla Hidalgo, y una hija llamada Violeta nacida en 2006 de su relación con Mar Regueras– y de Eva Cobo, que también tiene dos hijos más de otras parejas.

El trágico accidente sesgó la vida de la joven, que alcanzó la mayoría de edad en 2010 y que estaba cursando estudios universitarios en Barcelona.

Implicada en actos y campañas solidarias, la joven había viajado recientemente a África, según desprendía su página personal de Facebook, que seguía ayer activa en internet.
Tras el trágico suceso, la dirección general de Protección Civil pidió ayer extremar las precauciones y reclamó prudencia a los conductores catalanes, ya que la jornada del viernes al sábado fue especialmente negra.

A este fatal accidente hay que sumarle cuatro muertes más en otros tres siniestros.
El viernes por la tarde dos ancianas murieron en sendos accidentes de tráfico en pleno casco urbano de Lérida: una vecina de 89 años murió atropellada y otra vecina de Tàrrega fue embestida por una retroexcavadora.

Ya en la madrugada, en Sils, a las 4:41 horas de la noche, un camión y un turismo colisionaron en el kilómetro 697 de la N-II, y como consecuencia del choque fallecieron los dos ocupantes del turismo: Rafael G.B., de 22 años, y José Eduardo G. M., de 28 años, ambos residentes en Vidreres.

Extremar precauciones

Cinco minutos más tarde de este choque mortal que acabó con la vida de los jóvenes llegó el fatal accidente en el que murieron Carlota Cantó y Javier A. G. Una jornada fatídica para la Seguridad Vial en las carreteras catalanas en las que la climatología ha jugado un factor de riesgo esta semana.

Por algunas carreteras del Pirineo y el Prepirineo se debe circular con cadenas a causa del hielo y las nevadas caídas por el fuerte temporal de lluvia y frío que ha asolado a la comunidad en los tres últimos días.