Eurodisney: Magia en cada rincón

Basta con poner un pie en Disneyland para empaparse del espíritu de la Navidad. Y no sólo porque nieve cinco veces al día sobre grandes y pequeños. Papa Noel se une a la gran familia de Mickey Mouse para celebrar juntos estas fiestas a través de un programa especial de actividades y espectáculos que invitan a ser niño, a volver a Nunca Jamás 

Eurodisney: Magia en cada rincón
Eurodisney: Magia en cada rincón

Basta un «bibidibabidibú» o un «supercalifragislíticoespialidoso» para que cualquier atisbo de agobio y los tonos grises que empapan lo cotidiano desaparezcan por arte de magia. La magia de Disney. Ésa que se cuela por cada uno de los rincones de Disneyland Resort París y que logra un toque aún más especial durante la temporada de Navidad.

Así, aunque el hombre del tiempo anuncie lluvia o en el mapa de la predicción se vislumbre un tímido sol invernal en los alrededores de París, en Main Street, la calle central del parque, los copos de nieve caen sí o sí. Palabra. Hasta cinco veces al día. Un tintineo previo anuncia la nevada. Como una sorpresa inesperada. Y sin necesidad de ventisca a lo Mary Poppins, comienza la nevada. Sorpresa en los pequeños y sonrisas cómplices en quienes les acompañan gracias a los 8.200 litros de jabón que los responsables del parque han preparado para lograrlo.

Éste es sólo uno de los momentos «hakuna matata» aderezados con muérdago y guirnaldas que esperan a todo aquel que se deje caer por Disneyland hasta el 8 de enero. Por ejemplo, todas las tardes, Mickey, Minnie, Donald y el resto de la pandilla celebran la ceremonia de encendido del abeto navideño. Y en esta ocasión se ha unido a ellos un nuevo personaje Disney: Duffy, el oso de peluche que acompaña a Mickey en todos los viajes que el ratón más famoso de la historia realiza allende los mares.

Juntos invocan al espíritu navideño para encender el gran árbol de 24 metros de altura y 25 toneladas de peso que da la bienvenida a todo aquel que se adentre en el parque. En hilera comienzan a relucir las 500 bombillas y se dejan ver los 850 adornos entre soldaditos, lazos rojos y bastoncillos de caramelo.

La nieve, el abeto decorado, las luces en cada una de las zonas tanto del Parque Disney como en Walt Disney's Studios y en los hoteles... Todo invita a vivir la Navidad con la ilusión de los más pequeños y acompañados por los personajes más entrañables para ellos, así como las atracciones y los espectáculos más divertidos. Los más valientes vivirán la velocidad de «Space Mountain: Mission 2» mientras los pequeños acompañan a Buzz Light-year en su aventura «Laser Blast», Y todos juntos, a la cabalgata «Once Upon a Dream Parade».

Es ahí donde se encuentra la otra gran estrella de estas fiestas: ¡Papa Noel! Desde Ariel hasta Alicia pasando por Mowgli, todos visten sus mejores galas para celebrar con él la Navidad. Y no sólo podrán ver pasar a Santa Claus en una carroza que pesa más de seis toneladas. Los más curiosos podrán acercarse a conocer el taller de juguetes situado en Frontierland, donde Papa Noel recibirá en persona a todos y cada uno de los niños que quieran saber cómo es su arduo trabajo y descubrir el intenso ritmo que llevan los elfos y los renos para que todos los regalos estén listos antes de la noche del 24 de diciembre. Aquellos que además quieran aprovechar la oportunidad para entregarle la carta, podrán hacerlo en el buzón situado en su particular oficina de correos, con la seguridad de que en un margen de dos semanas recibirán respuesta del propio Santa Claus.

Las princesas de la casa tienen su momento frente al castillo de la Bella Durmiente. Allí Aurora vivirá un «Sueño de Navidad» acompañada de sus tres madrinas, el príncipe Felipe y toda la corte de Palacio, que bailarán un vals para dar vida al castillo que preside el parque con más de 60.000 luces leds. Para quienes prefieran humor, los principales personajes de la factoría Disney –atentos especialmente al desparpajo de Chip y Chop– han preparado un espectáculo sobre hielo, donde no faltan las caídas ni las peleas con bolas de nieve.

Y aquellos que deseen vivirlo en su plenitud, Disneyland Resort París ya prepara la gran gala de fin de año en la que el parque permanecerá abierto hasta la 1 de la madrugada y que contará con un espectáculo de fuegos artificiales en el momento en el que las manecillas del reloj den la bienvenida a 2012.