ANÁLISIS: El efecto greco-alemán por Miguel Ángel Bernal

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Por qué sufrieron ayer las bolsas un castigo tan duro?
– La situación, en general, sigue siendo muy complicada y ayer se añadieron otros dos factores de inestabilidad. Por un parte, la incapacidad de Grecia para formar gobierno, que ha llevado a que todo el mundo hable ya abiertamente de la posibilidad de su salida del euro. Y, por otra, la derrota electoral del partido de Angela Merkel en una de las regiones más importantes de Alemania. Ambos factores afectaron a los mercados de deuda y de valores.

- ¿Por qué el importante retroceso de la española?
– Porque a los problemas antes citados se sumaron también el de la banca nacional y el de las constructoras. Hasta ahora, las enormes deudas de las compañías de este sector permanecían en un segundo plano. Pero ahora empieza a cundir la preocupación sobre su abultado apalancamiento.

- ¿Por qué la salida de Grecia del euro podría incluso ser un revulsivo para la eurozona?
– Si ahora saliera y toda la UE respaldase con firmeza a España, Italia, Portugal e Irlanda, la situación mejoraría. Ese apoyo implicaría la aplicación de un Plan Marshall II, con inversiones públicas productivas y recorte de gastos superfluos, como los que provocan las duplicidades en España. En las últimas semanas, casi todo el mundo se ha dado cuenta de que Europa necesita políticas de austeridad que sean compatibles con otras que fomenten el crecimiento.

- ¿Por qué hay que tomar medidas de forma urgente?
– Porque, en términos futbolísticos, ahora mismo estamos en el último minuto del tiempo de descuento.

Miguel Ángel Bernal