Zaragoza reconoce la trayectoria de Alierta y le concede su Medalla de Oro

Alierta expresó su «más profunda satisfacción» cuando el consistorio de Zaragoza le concedió el galardón.

El presidente de Telefónica, César Alierta
El presidente de Telefónica, César Alierta

Zaragoza- El presidente de Telefónica, César Alierta, expresó ayer su «satisfacción más profunda» después de que el Ayuntamiento de la capital aragonesa haya decidido concederle la Medalla de Oro de la Ciudad de Zaragoza, y dijo tras conocer la noticia que «hoy es uno de los días más felices de mi vida».
«Una de la satisfacciones más profundas que un ser humano puede experimentar es aquella que deriva del reconocimiento por parte de la tierra que le vio nacer; por parte de sus gentes, sus amigos, sus paisanos; por parte de aquellos que crecieron con uno y que uno siempre tuvo entre sus afectos y en sus ánimos», indicó el presidente de Telefónica en un comunicado.
«Zaragoza es mi ciudad, como fue y es la ciudad de mi familia. La ciudad de mis padres. La ciudad a la que todos quisieron y a la que algunos como mi padre y mi cuñado Ramón entregaron parte de sus vidas sirviéndole como alcaldes», subrayó ayer Alierta.
Tras conocer la decisión del Consistorio zaragozano, el presidente de la primera multinacional española destacó que su «amor por Zaragoza» y el de su familia «es antiguo, sincero y profundo», y reiteró que aunque sus padres «ya no están», él sigue llevando cada día a Zaragoza en su corazón.
Alierta añadió que «cuanto haya podido hacer en la vida lo hice siempre pensando en que, con lo que yo pudiera lograr, Zaragoza tendría que hacerse un poco más grande, un poco más conocida en el mundo, un poco más apreciada, un poco más querida».
«Zaragoza se acordó de mí»
Su impresión es que hoy, «Zaragoza se acordó de mí, y en estas palabras quiero agradecerlo desde lo más profundo de mi alma. Hoy se acordó de mi Zaragoza al hacerlo su alcalde y quienes le acompañan como concejales en el gobierno de la ciudad».
Antes de concluir, el presidente de Telefónica quiso señalar que «ese recuerdo hace del día de hoy uno de los días más felices de mi vida, y en estas líneas quiero agradecerlo a todos desde lo más profundo de mi alma. Gracias. De todo corazón. Muchas gracias», concluyó César Alierta.