Kliquers

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Esta semana en un bar de tapas de Madrid, el dueño me pidió un apretón de manos para transmitir energía positiva a un autónomo intranquilo. Hice lo propio, acompañado de palabras que fortalecen y píldoras que funcionan frente al yugo económico, pero lo que principalmente afligía al joven emprendedor, no era la crisis económica sino la crisis de valores. Casualmente, esa misma mañana comenzaban su andadura los Kliquers. Gracias a la empresa social Además Proyectos Solidarios y a quienes se quieran unir a la causa, los Kliquers van (vamos) a hacer «clic» en la mente de los jóvenes de toda España, para que actúen con valores. Charlas, bailes y más actividades lúdico-educativas, para enseñar a cambiar agresividad, egoísmo o indiferencia, por asertividad, empatía y compromiso. Ellos no tienen la culpa de la crisis de valores, ni de que se aprueben leyes que permitan tomar a la ligera una decisión que puede amargar su futuro. La ausencia de límites y disciplina, pero también algunas decisiones políticas, obligan a los Kliquers a ponerse en marcha rumbo a los colegios y mostrar a través de juegos, actuaciones, cuestionarios y bailes que los sentimientos derivados de la bondad, la gratitud o el perdón, son mucho más beneficiosos que los que generan ira, enfado, rencor, envidia, lamentación... Un gran esfuerzo y un gran equipo para que nuestros jóvenes hagan «clic» y decidan tomar las riendas positivamente.