El doctor de Ángel Teruel afirma que «la prueba en el campo no salió como se deseaba»

«La evolución no va como esperábamos, el torero se ha probado en el campo y el resultado no ha sido el deseado», afirma Ángel Martín, médico que atiende la recuperación del diestro Ángel Teruel. Y es que después de pasar el fin de semana encerrado en el campo, el espada madrileño no podrá confirmar alternativa en el festejo del Día del Patrón mañana.

«Sufrió una cornada bastante traumática, tuvimos que reconstruir la cicatriz y trabajar para corregir la parálisis facial, porque le costaba bastante mover la boca. Pero, el gran problema que nos hemos encontrado en el tentadero es el edema orbicular y malar, que no sólo no baja, sino que además en cuanto realiza cualquier ejercicio físico, a las dos horas, se le inflama mucho la cara y se le cierra el párpado», explicó el doctor en una rueda de prensa en la que no estuvo finalmente el torero.

Dicha ausencia fue justificada por su apoderado, Manuel Amores, afirmando que «no está psicológicamente bien». «Ha sido una tremenda decepción para él, toda la temporada estaba montada alrededor de esta confirmación en San Isidro y verse que no puede venir ha sido un palo muy fuerte para un torero joven como él, debemos entenderlo, porque estaba obsesionado con venir a Madrid», añadió. Y es que su ausencia ha sido una mala noticia que le ha hecho «encerrarse en si mísmo, no quiere salir de casa ni hablar».

Además, ha realizado «un esfuerzo en el campo que no debería haber realizado y ha dado un paso atrás en la recuperación». «Tenemos que seguir recuperando a la persona, da igual la temporada o el tiempo que vaya a estar fuera, por eso vamos a esperar 2-3 semana a ver cómo evoluciona todo, antes de tomar cualquier decisión», pronosticó Amores.

En cualquier caso, tras comunicar a Taurodelta su no disponibilidad para el festejo de mañana, Amores agradeció la comprensión de la empresa madrileña que le ofreció nuevas fechas para confirmar: «Nos dijeron que Madrid sigue estando abierta y a disposición de Ángel Teruel para que confirme su alternativa, ya sea en Otoño o en la próxima Feria de San Isidro».

En este sentido, el doctor Ángel Martín compartió esta cautela y adelantó que Teruel «volverá a someterse a una nueva operación, puesto que existe una fibrosis muy grande, la cornada dejó la boca prácticamente partida en dos». No obstante, sí precisó que el torero de dinastía «no tendrá secuelas», aunque sí «llevará su tiempo la completa recuperación».