Nuevo protocolo antiabucheos

Nuevo protocolo antiabucheos
Nuevo protocolo antiabucheos

MADRID- El protocolo previsto inicialmente para el acto de inauguración del Museo del Ejército varió ostensiblemente tras la polémica desatada en el Corpus de Toledo. Antes de la fiesta mayor de la ciudad imperial, el Ministerio de Defensa tenía previsto, según señalaron fuentes militares a este periódico, que una compañía rindiera honores a la ministra y a la autoridad de la Familia Real que asistiera al acto en la Plaza de Zocodover, a escasos metros de la entrada principal del museo. Pero entonces llegó la aprobación del nuevo reglamento de honores y la supresión de las honras que desde hace mucho tiempo rendían los cadetes de la academia al Corpus cuando la Custodia salía de la Catedral para iniciar la procesión por las calles de Toledo. El reglamento impedía que los miembros de la Academia de Infantería, muy vinculada a la ciudad, tocaran el himno nacional a la salida del Santísimo y portaran la bandera de España. Si lo primero ya enfadó a los toledanos, el hecho de que la enseña nacional no estuviera presente colmó su paciencia. Las críticas se dirigían directamente a la ministra, instándola a acudir a Toledo, «que los pitos de Badajoz le iban a parecer música celestial», y aludiendo a la decisión como «barbaridad». Ante los cadetes, muchos ciudadanos subrayaban indignados que era una «vergüenza» que no les dejaran tocar el himno nacional y gritaban «¡dónde está la bandera!». Vista la polémica, Chacón habló con el presidente castellano manchego, José María Barreda, para tranquilizarle y asegurarle que el acto se desarrollaría «como siempre». Pero no fue así, no hubo honores, y los toledanos montaron en cólera. Así que, visto lo visto, el departamento de Chacón optó por cambiar el protocolo previsto y prescindir de los honores en la Plaza de Zocodover ante el riesgo de que la ministra fuera abucheada e increpada, más aún al ver que ante ella sí se tocaría el himno y habría bandera. Así, la última decisión trasladada al Ejército de Tierra es que la ministra accedería directamente al Alcázar sin pisar más que lo imprescindible la calle, y allí esperaría la llegada del Rey o el Príncipe. Con el cambio de fecha está por ver si será Chacón la que acuda y si el acto se hará según el primer guión o el segundo.