El Gobierno da los primeros pasos para la privatización de AENA

Comienza la privatización de AENA , que supondrá poner en manos privadas el 49% de la compañía. El Consejo de Ministros ha autorizado la creación de una sociedad anónima que tendrá el control de los aeropuertos, y que irá pasando las torres de control a manos privadas, además de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. La sociedad mercantil recibirá el nombre de AENA Aeropuertos, y se hará cargo de los 47 aeropuertos españoles

Manifestación contra la privatización de AENA
Manifestación contra la privatización de AENA

A partir del mes de abril, se liberalizarán 13 torres de control, y a partir de 2012, el resto. Los sindicatos han anunciado una manifestación el sábado contra la medida, a la que han convocado a los 12.500 trabajadores de la plantilla, y han explicado que temen que a Barajas y El Prat sigan otros aeropuertos.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un acuerdo por el que autoriza la creación de la sociedad mercantil Aena Aeropuertos. Esta empresa tendrá el control de los aeropuertos de la red, y comenzará la liberalización de las torres de control de 13 de ellos a partir del mes de abril. El control de tráfico aéreo pasará así a ser un servicio aeroportuario prestado por una empresa certificada en cada aeropuerto, mientras que el control de aproximación y ruta lo seguirá prestando el gestor público.

El Gobierno ha informado de que una orden ministerial deberá determinar el personal y el conjunto de bienes, derechos, contratos, expedientes y obligaciones de AENA que serán asumidos por la nueva sociedad. A la nueva sociedad mercantil se le atribuirá el conjunto de las funciones y obligaciones que actualmente ejerce AENA en la gestión y explotación de los servicios aeroportuarios en los 47 aeropuertos de la red. La totalidad del capital social de Aena Aeropuertos S.A. corresponderá inicialmente a AENA, que podrá vender una parte, aunque conservará la mayoría de dicho capital.

El nuevo modelo aeroportuario prevé que las primeras 13 torres de control podrán comenzar a liberalizarse a finales de abril, una vez publicados los pliegos de los contratos. Entre esas 13 torres, se encuentran los de Alicante, Valencia, Sabadell, Ibiza, Jerez, Sevilla, Melilla, Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, A Coruña, Vigo y Cuatro Vientos (Madrid). El resto de la torres se liberalizarán a partir de 2012, excepto los aeropuertos que tengan servicio AFIS o control militar porque se traten de bases aéreas abiertas al tráfico civil.

Fomento ha afirmado que con la liberalización se mejorará la eficiencia en la gestión de la red, se promoverá la competitividad entre aeropuertos y se agilizarán las decisiones relacionadas con las decisiones mercantiles de la nueva sociedad. La reforma contempla además la participación de las CC.AA., administraciones locales y el sector empresarial territorial a través de la Cámara de Comercio.

Por el momento, Ferrovial, ACS, Indra, FCC, Saerco y Gesnaer han confirmado su intención de presentarse al concurso. Las empresas candidatas tienen de plazo hasta el próximo 17 de marzo para presentar sus solicitudes. La selección de nuevos proveedores llevará unos siete meses y la habilitación de los nuevos controladores, otros tres más, por lo que este proceso podría durar un año.

El proceso de adjudicación de los 13 primeros aeropuertos se hará mediante la modalidad de procedimiento negociado, que constará de tres fases: concurso de licitación, acreditación de los requisitos necesarios y finalmente, la ronda de negociación y la adjudicación en tres lotes. En un primer lote, se sacará a concurso el servicio de control en los aeropuertos de Alicante, Valencia, Ibiza y Sabadell; en un segundo lote las torres de Sevilla, Jerez, Vigo, A Coruña, Melilla y Madrid-Cuatro Vientos y en un tercer lote las de Lanzarote, Fuerteventura y La Palma, pudiendo optar a todos o a alguno de ellos una o varias empresas.

El valor de mercado del 49 por ciento de AENA que será privatizado lo ha cifrado el Gobierno en 8.906 millones de euros, aunque esta cifra se diluye hasta los 2.707 millones si se descuenta la deuda del organismo. AENA pretende que los ingresos de la operación se destinen a reducir a la mitad la deuda que arrastra el gestor aeroportuario, que acumula un pasivo de 12.000 millones de euros, para que entre en beneficios en 2014.

Manifestación contra la privatización
Por otro lado, miles de trabajadores de AENA se manifestarán el sábado en Madrid en contra de la privatización, convocados por los sindicatos CC.OO., UGT y USO, que representan a los 12.500 trabajadores del ente, excluidos los controladores. Los sindicatos han explicado que próximamente hará una convocatoria de paros. Los

Las centrales sindicales temen que a Barajas y El Prat sigan otros aeropuertos, por lo que han reclamado "garantías"de cara a futuras concesiones. Los representantes de los trabajadores quieren asegurarse de que los trabajadores cuenten con suficientes garantías ante la entrada de capital privado.

El secretario general de CC.OO. Ignacio Fernández Toxo, ha expresado su "desacuerdo"con la privatización de AENA y ha advertido al Gobierno de que con la creación de Aena Aeropuertos se "va a cometer un nuevo error". Toxo ha defendido que la red de aeropuertos españoles se mantenga bajo control público y ha insistido en que esta premisa "tiene sentido", ya que se trata de un servicio básico. El líder sindical ha reconocido que el Gobierno puede estar necesitado de recursos pero ha abogado por no dilapidar importantes partes de capital público del país.

En un comunicado, CC.OO. ha advertido que las movilizaciones son "la única salida que el Ejecutivo deja a los trabajadores en defensa de sus puestos de trabajo y de un servicio esencial como el transporte aéreo". Los trabajadores están convocados bajo el lema 'Contra la venta de los Aeropuertos. Por una AENA pública', y la manifestación saldrá de Atocha (Madrid) a las 12.00 horas.

Un comunicado conjunto de los sindicatos afirma que "la manifestación es solo el principio de un conflicto en los aeropuertos como no se ha conocido hasta ahora. A esto nos han llevado Blanco, Rodríguez Zapatero y este Gobierno incapaz y disminuido en su capacidad de gestión por una crisis de la que, siendo parte de la solución, son parte del problema".

CC.OO. ha denunciado en un comunicado que el Gobierno ha aprobado ya un incremento de las tasas aeroportuarias de más de un 25 por ciento para los próximos tres años, y una reducción del 40 por ciento en las inversiones de seguridad y calidad de las operaciones aéreas, y ha llamado a los ciudadanos a sumarse a la manifestación en defensa de un servicio público "esencial"y por "la seguridad y calidad del transporte aéreo".
Para este sindicato, el nuevo modelo pone "en peligro miles de puestos de trabajo"y supondrá "el cierre de muchos aeropuertos", y la central añade que "los ingresos de los aeropuertos rentables se los repartirán las empresas privadas y la ciudadanía tendrá que pagar con sus impuestos los aeropuertos deficitarios". UGT ha afirmado que teme que a los aeropuertos de Barajas y El Prat les sigan los aeropuertos de Palma de Mallorca y Málaga.