Nadal detiene una estampida

Rafa Nadal salió vivo de una batalla épica ante un rival que definitivamente vuelve a estar entre los mejores. Juan Martín del Potro era un peligro antes de lesionarse y estar un año parado (2010) y de nuevo es uno de los enemigos más temidos. Su cañón está cargado de nuevo.

Nadal tuvo que ser atendido en el primer set
Nadal tuvo que ser atendido en el primer set

«Delpo» golpea la bola fuerte, muy fuerte, tanto que a veces sólo se puede poner la raqueta e intentar bloquearla. Lo hace tanto con el saque, irrompible hasta la cuarta manga, como con una derecha que más parece un martillazo. Contra eso luchó Nadal. También contra el inesperado dolor en el pie izquierdo después de pisar mal, y que despertó las iras de su rival: «"Tenés"que tomar decisiones», increpaba Del Potro al juez de silla porque el médico había estado casi nueve minutos con Nadal. El argentino se centró en las protestas y no en jugar y perdió el «tie break» posterior a la lesión de Nadal. Hizo mal «Delpo» porque cuando se centró en jugar complicó la vida al número uno, y de qué manera. Después, los problemas los tuvo el suramericano en la cadera y Rafa lo encajó de otra manera.

Cuando los problemas le llegaron a «Delpo» todo estaba igualado. El argentino había logrado la única ruptura del partido y empató a un set. El plan de Nadal estaba claro. Era parecido al del duelo anterior ante Muller: aguantar y no fallar con su saque. Ser fuerte de cabeza y esperar al «tie break». Más fácil escribirlo que hacerlo, pero Rafa lo llevó a cabo perfectamente, y en el «tie break» aprovechó los tres regalos de su oponente para mandar en el partido. La moral de Del Potro quedó tocada. También estaba más cansado y por ahí consiguió Rafa lo que parecía imposible: un «break», un tesoro para cerrar el cuarto set y sellar el pase a cuartos, donde le espera el estadounidense Fish.

No estará solo allí. Mil vidas tuvo Feliciano López en su partido ante Kubot. El polaco, procedente de la previa, iba dos sets a cero por delante y se sentía seguro con su servicio. Una losa para cualquier versión de Feliciano anterior a la actual. La actual es capaz de sobreponerse a eso y a dos puntos de partido en el «tie break» del tercer parcial, sobre todo uno al resto, que levantó con un gran revés. Puede superar eso y un «break» en el cuarto set que parecía definitivo tal y como estaba sirviendo Kubot: llevaba 20 «aces» y un 72 por ciento de acierto de primeros servicios. «Feli» remontó con una ruptura en blanco y a partir de ahí el partido fue suyo. Cuatro horas y 18 minutos necesitó para acceder por tercera vez en su carrera a los cuartos de Wimbledon. Allí le espera Murray. Feliciano es el ídolo número uno de Judy, la madre del escocés. Ésta le llamó «Deliciano» por Twitter y su hijo se lo reprochó, medio en broma: «Que se acabe ya este sinsentido. Me dan ganas de vomitar». «Feli» no es tan duro con su fan: «Ella es divertida y tiene una gran personalidad».

Sin Rafa en la Davis ante EE UU
Albert Costa dio ayer la lista para los cuartos de final de la Copa Davis que España jugará en Austin (Texas) contra Estados Unidos. En ella, como era de esperar, no estaba Rafa Nadal. La acumulación de partidos del número uno del mundo le obliga a parar después de Wimbledon. Feliciano López, Ferrer, Verdasco y Marcel Granollers serán los encargados de representar a España. La eliminatoria ya era complicada. Sin Rafa, más todavía.

Octavos: Feliciano venció a Kubot (Pol), 3-6, 6-7(5/7), 7-6 (9/7), 7-5 y 7-5; Djokovic (Ser,) a Llodra (Fra), 6-3, 6-3 y 6-3; Murray (Gbr, 4) a Gasquet (Fra), 7-6 (7/3), 6-3 y 6-2; Tomic (Aus) a Malisse (Bel), 6-1, 7-5 y 6-4; Fish (EE UU) a Berdych (Rch), 7-6 (7/5), 6-4 y 6-4; Federer (Sui) a Youzhny (Rus), 6-7 (5/7), 6-3, 6-3 y 6-3; Tsonga (Fra, 12)a Ferrer, 6-3, 6-4 y 7-6 (7/1); Nadal a Del Potro (Arg), 7-6 (8/6), 3-6, 7-6 (7-4) y 6-4.