Unas Navidades más seguras y austeras

Móstoles se ha propuesto unas Navidades marcadas por la austeridad y la participación ciudadana para fomentar la seguridad en la localidad. Este ambicioso plan está diseñado para que las fiestas se vivan en convivencia.

El plan del Ayuntamiento de Móstoles mantiene las tradiciones más navideñas: el belén y un gran árbol en la Plaza de España
El plan del Ayuntamiento de Móstoles mantiene las tradiciones más navideñas: el belén y un gran árbol en la Plaza de España

El vicealcalde y portavoz del Gobierno, Daniel Ortiz, explicó que la programación para estas fiestas, que se prolongarán hasta el 7 de enero, estará marcada por la austeridad y el ahorro, pero sin renunciar por ello a las actividades indispensables como el Belén Municipal, el Mercadillo Navideño y la Cabalgata de Reyes, basadas en la participación ciudadana.

Una de las actividades más atractivas es el belén tradicional, totalmente artesano, instalado en la plaza del Pradillo. Diseñado por la Asociación Histórico Cultural 2 de Mayo, para su construcción se han utilizado más de 80 kilos de corcho natural, así como varios kilos de musgo también natural, todo ello con las autorizaciones y permisos pertinentes.

No podía faltar un gran árbol de Navidad de 15 metros de altura y seis de diámetro en la base, que tiene 800 ramas artificiales, responsable de iluminar cada tarde-noche la Plaza de España.
La labor que cada año desempeña la Comisión de Fiestas ha sido resaltada por Ortiz que ha explicado que siempre se tienen en cuenta sugerencias y aportaciones de los vecinos de la localidad para que cada fiesta sea mejor cada año.

Hasta el 7 de enero

Además, las fiestas estarán marcadas por un Plan Integral Navidades en Convivencia (PINAC) puesto en marcha por la Policía Local, que se prolongará hasta el 7 de enero, con el objetivo de evitar o minimizar las consecuencias provocadas por el incremento elevado del consumo de alcohol y otras sustancias, las concentraciones de gente en ciertas partes de la vía pública del municipio, así como el aumento del tráfico rodado y la utilización de objetos pirotécnicos, usados en estas fechas por menores y sin ningún control, en muchos casos. «Para lograr estos objetivos una vez más solicitamos la colaboración de los vecinos para vivir unas fiestas en armonía y convivencia. Una colaboración que ha recibido la Policía Local de Móstoles por parte de todos los ciudadanos a lo largo del año 2010, y que ha contribuido a la mejora de la seguridad en nuestra ciudad», explicó Ortiz.

Un plan sin lugar a dudas, necesario en estas fechas donde las aglomeraciones, los excesos y la pérdida del control de algunos ponen en peligro el disfrute de otros muchos, hacen que se extremen las medidas de seguridad, y se aumente la vigilancia y el número de efectivos en nuestras calles.