Los alcaldes del PP se comprometen a rebajar el gasto corriente para ahorrar

Los cuarenta alcaldes del Partido Popular de la Región de Murcia se adhirieron ayer al compromiso de los gobiernos locales del PP con el empleo, la transparencia y las políticas sociales que el Partido Popular presentó en la Intermunicipal que tuvo lugar el pasado sábado en Sevilla.

Pedro Antonio Sánchez, Salvador Marín y Miguel Ángel Cámara presidieron ayer el encuentro con todos los primeros ediles populares de la Región celebrado en la sede de la capital
Pedro Antonio Sánchez, Salvador Marín y Miguel Ángel Cámara presidieron ayer el encuentro con todos los primeros ediles populares de la Región celebrado en la sede de la capital

En una reunión que mantuvieron en la sede del PP de la Región de Murcia y en la que participaron el secretario general del PP de la Región de Murcia, Miguel Ángel Cámara; el vicesecretario de Organización y Relaciones Institucionales del PP, Pedro Antonio Sánchez; y los consejeros de Presidencia, Manuel Campos, y de Economía y Hacienda, Salvador Marín, los alcaldes se adhirieron al documento del PP por la austeridad, la transparencia, el apoyo a la creación de empleo y la garantía de las políticas sociales.
Entre otras medidas, los alcaldes del PP abogan por una política eficaz, responsable y austera por lo que se comprometen a no aumentar las retribuciones de los cargos electos y congelar o disminuir las asignaciones a los grupos políticos; reducir las áreas de gestión y del número de altos cargos, así como simplificar el sistema publico local. Asimismo, cada gobierno local aprobará un Plan Estratégico de Racionalización del Gasto Corriente. Durante el encuentro, Cámara criticó que el Gobierno de Zapatero «pretende que los Ayuntamientos paguen las consecuencias de su despilfarro», al tiempo que denunció públicamente que «se ha negado a abordar la reforma de la financiación local y fijar el marco de competencias de cada administración».
Sin embargo, el secretario general del PP aseguró que «proponemos una serie de medidas para impulsar una política desde la austeridad y la transparencia» con el fin de «dinamizar las economías locales, agilizando los trámites administrativos, eliminando trabas a la creación de empresas, facilitando al máximo a pymes y autónomos su desarrollo, y poniendo todo el potencial de nuestras instituciones al servicio de la generación de oportunidades y la atracción de inversiones».
Además, el PP propone medidas para garantizar un comportamiento ejemplar y austero de los gobernantes, por lo que promoverá el desarrollo de un «portal de la transparencia» que permita un acceso permanente y sencillo a los ciudadanos a todos los procedimientos de información de la administración.
Junto a esto, dispondrán las medidas incluidas en el acuerdo de «Bases para el Pacto por la Transparencia y contra la Corrupción» que el PP ofreció al resto de fuerzas políticas para su aprobación. Asimismo, los alcaldes se comprometen a llevar a cabo un ejercicio de actualización y control de las cuentas públicas para conocer la situación real de las mismas. Asimismo, el PP apuesta por los emprendedores con el objetivo de generar empleo y para ello propone la aprobación de un plan de emprendedores que incluya medidas de estímulo fiscal, como la moratoria en el pago de aquellos vinculados al inicio de la actividad económica, simplificación del sistema de licencias administrativas, así como agilizar los trámites de creación empresarial.

Las personas siempre estarán en el epicentro
Los alcaldes del PP reiteran su compromiso con las personas. Prueba de ello, es que realizarán un esfuerzo de austeridad en todas las áreas de gestión excepto en las políticas sociales y de los servicios básicos de los ciudadanos. También prestarán especial atención a los parados de larga duración y a las personas dependientes, especialmente a los mayores. Por otra parte, se comprometen a desarrollar programas fiscales de apoyo a los creadores de empleo y reclamar al Gobierno de la Nación la creación de forma inminente de una línea ICO.