La ciudad pierde cada año hasta 60000 turistas de congresos

Zoido reclama plazos concretos en Fibes para planificar los eventos e insiste en los perjuicios del «blindaje» del centro.

Juan Ignacio Zoido ofreció una charla en Abades Triana a los profesionales de la organización de congresos
Juan Ignacio Zoido ofreció una charla en Abades Triana a los profesionales de la organización de congresos

SEVILLA- La ausencia de unas infraestructuras adecuadas continúa impidiendo el avance del turismo de congresos de tal manera que la ciudad está «estancada» en el puesto 99 de los destinos internacionales de negocio. La capital hispalense llega a perder hasta 60.000 visitantes nacionales cada año, que se pueden convertir en 187.500 en el caso de los eventos de alcance europeo.
Son los datos oficiales que maneja el Partido Popular, cuyo portavoz municipal y candidato a la Alcaldía, Juan Ignacio Zoido, detalló ayer sus propuestas para relanzar este ámbito productivo en el ciclo de conferencias «Aperitivos Abades», organizado por la Oficina de Profesionales Organizadores de Congresos (OPC).
Concretamente, se calcula que un 25 por ciento de los 400 congresos y reuniones de negocio e incentivos que se celebran cada año en el país nunca escoge Sevilla, por lo que la ciudad pierde la oportunidad de recibir a 60.000 de los 240.000 delegados que moviliza este tipo de encuentros.

Internacionales
El dato empeora en el caso de los 500 congresos organizados anualmente a nivel europeo: el 75 por ciento de estas reuniones nunca pasa por la ciudad, que no tiene oportunidad de captar a 187.500 de los 250.000 visitantes que genera esta actividad.
Para Zoido, la ausencia de una política municipal efectiva de apoyo a este sector turístico y, especialmente, la inexistencia de un espacio congresual de gran capacidad se traduce cada año en unas pérdidas para la ciudad de 40 millones de euros.
El candidato popular lamentó las incógnitas que todavía sobrevuelan sobre la ampliación del palacio de congresos y exposiciones de Fibes, exigiendo al Gobierno local que concrete la fecha de conclusión e inauguración del nuevo recinto porque «aún hay tiempo para negociar y cerrar la celebración de eventos» en la ciudad. Solicitó, además, que se garantice un equipamiento de alto nivel para las instalaciones.
El portavoz del PP advirtió también de la negativa repercusión que tendrá para el turismo de congresos las restricciones al tráfico en el centro, recalcando que se trata de una «medida antieconómica» que obligará a muchos negocios a trasladarse.
Ante numerosos operadores, Zoido reiteró su objetivo de rentabilizar los «recursos y posibilidades» para situar a Sevilla entre los 20 mejores destinos turísticos de congresos, captando acontecimientos culturales y deportivos «más allá del concierto puntual de U2» o potenciando el aeropuerto con una plataforma logística de mercancías y una oficina de promoción externa de San Pablo.