Fracasan las negociaciones sobre la maroratoria a la caza de ballenas

Miembros de Comisión Ballenera proponen un "período de enfriamiento"hasta 2011 para reconsiderar las divergencias.

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) retomó hoy su sesión plenaria con la propuesta de algunos de sus integrantes de decretar un "período de enfriamiento"hasta el año que viene que dé tiempo a que se reconsideren las divergencias existentes.

"Creemos que la mejor solución sería tomar una pausa, un periodo de reflexión, y retomar las discusiones el próximo año", expresó la delegación de Nueva Zelanda durante su intervención, refrendada también por otros países como México.Tras dos días de reuniones a puerta cerrada, en las que los 88 países miembros se dividieron en grupos de diez para facilitar el intercambio de opiniones, la 62 reunión anual de la CBI reabrió el encuentro consciente, según el presidente, Anthony Liverpool, de que "todavía se necesita más trabajo".El punto más importante sobre la mesa de negociaciones es una propuesta de consenso de la presidencia, en la que, aunque se aboga por el mantenimiento de la moratoria impuesta hace 25 años, se apoya el establecimiento de límites de captura "significativamente por debajo de los actuales", lo que los detractores interpretan como una legitimación de la caza comercial.Los representantes de varios países, entre ellos la ballenera Noruega, ya mostraron ayer su pesimismo al respecto de las negociaciones, aunque intentaron restar dramatismo al hecho de que la reunión de Agadir se cierre sin acuerdo, como ya sucedió en la anterior cumbre celebrada en Madeira (Portugal).La cita mantiene divididas a las naciones partidarias de la caza, como Noruega, Rusia, Dinamarca, Islandia y Japón, y a las conservacionistas, lideradas por Latinoamérica y Australia, y está siendo vigilada de cerca por los grupos ecologistas, que denuncian que se cazan anualmente al margen del control de la CBI 1.500 ballenas.