Chávez reconoce que padece otra «lesión»

Tras los fuertes rumores, admite que volverá a ser operado de un tumor

En esta ocasión, los rumores que recorrían las redes sociales eran ciertos. Tras cuatro días de especulaciones vía Twitter, el presidente venezolano, Hugo Chávez, no tuvo más remedio que comparecer ayer ante las cámaras y aclarar que le detectaron en Cuba un nuevo cáncer y que debe ser operado de nuevo.

Y lo hizo a su manera, bromeando, con el traje de gala, rodeado de su séquito e inaugurando fábricas de tractores. Pero esta vez se le veía más preocupado, incapaz de desvelar qué tipo de cáncer tenía y la gravedad real de la situación.

Chávez reaparecía ayer en un acto televisado «en vivo y en directo» desde su natal Barinas (oeste) y anunció que el pasado fin de semana le fue detectada en La Habana «una lesión» en el mismo lugar donde se le extrajo un tumor canceroso en junio del año pasado, y que deberá ser nuevamente sometido a una intervención.

«Desmiento que tenga metástasis (...), que ya me estoy muriendo», agregó el gobernante al concluir una alocución de casi dos horas. «No soy inmortal, me pasa lo mismo que a todos, pero tengo un espíritu de combate», agregó.

Su aspecto era el mismo de los últimos tiempos y en la primera hora de discurso no hizo alusión a los rumores que circulan desde el pasado viernes, a los que se refirió el ministro de Información venezolano, Andrés Izarra, como una «guerra sucia de la canalla» en su cuenta de Twitter.

Por su parte, otro allegado, el presidente de la unicameral Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, anunció ayer en la misma red social desde bien temprano que el presidente iba a dar una «sorpresita» a quienes están detrás de los rumores, entre los que mencionó al periodista Nelson Bocaranda, que tiene una columna en el diario «El Universal» y una web titulada Runrun.es.

«Cuando el comandante aparezca trabajando, Bocaranda y su combo tendrán una depresión intensa; Chávez y el pueblo felices, y ellos amargados», escribió Cabello, quien aseguró que el presidente venezolano «está muy bien». Cabello agregó: «Bocaranda es un enfermo del alma» que «todos los días le desea la muerte al comandante». A jugar por lo que luego pasó, los cargos más cercanos al presidente ni siquiera están al tanto de su salud.

Esta nueva tanda de rumores acerca de un agravamiento de la salud de Chávez surgió en Brasil a finales de la semana pasada, con un artículo publicado por el periodista Merval Pereira, del diario «O Globo», en su blog, en el que aseguró que las elecciones presidenciales venezolanas del 7 de octubre pueden verse afectadas por la salud de Chávez.

Según Pereira, que afirmó que sus fuentes de información son médicos brasileños, que no identificó, que analizaron los últimos exámenes médicos hechos a Chávez. Según el diagnóstico de los facultativos, el cáncer que se le diagnosticó en Cuba en junio pasado no ha parado de avanzar y ha hecho metástasis.

A eso siguió ayer una columna de Bocaranda en la que se decía que Chávez había tenido que viajar de urgencia a Cuba debido a un agravamiento de su salud. Desde entonces los medios locales empezaron a especular con que el mandatario estaría en La Habana, operándose.

En Venezuela, no es fácil filtrar la información de la web. Chávez y su colega, el dictador cubano, Fidel Castro, son los dos líderes que más veces fueron «asesinados virtualmente» por las redes sociales. Hace meses los propios Servicios Secretos norteamericanos, citando fuentes médicas, aseguraban que el cáncer de Chávez se habría extendido y que no le quedarían más de dos años de vida.

No «más allá de 2019»
El gobernante venezolano, de 57 años, tendrá como adversario en las elecciones presidenciales a Henrique Capriles, un joven candidato pactado por la oposición. Su estado de salud podría jugarle una mala pasada en la recta final de la campaña. Aunque Chávez se esfuerza por mostrar una imagen vigorosa, el pasado viernes dijo que no se podía comprometerse a seguir liderando el país «más allá del 2019». Algo debe de ocurrirle al líder bolivariano, porque antes su proyecto de mandato tenía caducidad en 2031.


MISTERIOSA ENFERMEDAD
Junio de 2011
Tras las informaciones periodísticas, Chávez admite que padece cáncer y que tiene que ser operado.
Septiembre de 2011
De junio a septiembre del año pasado viaja tres veces a Cuba para sesiones de control del tumor.
¿Tumor pélvico?
El misterio ha rodeado su enfermedad. Fuentes oficiales hablan de tumor pélvico y otras señalan un problema de próstata.
Febrero de 2012
El día 17 surgieron los primeros rumores sobre un empeoramiento de la salud del líder venezolano.