Al Assad visita Alepo y ordena el despliegue de otros 30000 soldados en la provincia

El presidente sirio, Bashar Al Assad, ha visitado la ciudad de Alepo para seguir en persona los enfrentamientos entre el Ejército y los rebeldes. Enfrentamientos que se han cobrado 156 vidas el pasado lunes. Durante su viaje, el líder del régimen sirio ha ordenado el despliegue de otros 30.000 soldados en la provincia.

La Razón
La RazónLa Razón

Al Assad ha viajado este martes a la ciudad de Alepo, donde permanecerá varios días. Una vez allí, se ha implicado en la evolución de los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes, y ha ordanado el despliegue de otros 30.000 soldados en la provincia. Ha dado orden de que se "limpie"la ciudad.

La semana pasada, los rebeldes lanzaron una ofensiva para tomar la ciudad, que hasta el pasado julio estaba bajo el férreo control del régimen. Los sublevados afirman que controlan la mayor parte la Ciudad Antigua pero les está costando mantener sus posiciones por los ataques de la artillería.

Las fuerzas rebeldes están en el este de Alepo y las gubernamentales, en el oeste. Los incendios provocados por los combates han destruido el mercado histórico de la Ciudad Antigua, que es Patrimonio de la Humanidad.

El pasado lunes, al menos 156 ciudadanos sirios murieron en diferentes zonas del país por los choques entre el Ejército y la oposición al régimen. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha publicado datos según los cuales entre los fallecidos había al menos 84 civiles desarmados, entre los que se encuentran diez niños.

El mayor balance de víctimas civiles a manos de las fuerzas leales a Al Assad se registró en la provincia de la Región de Damasco, con 28, quince de ellos en la localidad de Harasta. En la provinvia de Idlib (noroeste) se produjeron 23 muertes de civiles (ocho niños) a causa de los bombardeos de las tropas gubernamentales sobre la ciudad de Salqin.

Asimismo, 21 personas fallecieron en la provincia de Alepo, 19 de ellas (incluidas varias mujeres) a causa de los bombardeos sobre los barrios de Masaken Hanano, Al Msharqa y Karm al Yabal, según el Observatorio, cuya sede se encuentra en Londres pero cuenta con una amplia red de informantes en el interior de Siria.

Por último, al menos 39 miembros de las fuerzas de seguridad(entre los que figuran cuatro oficiales) cayeron en ataques contra vehículos, explosiones de artefactos artesanales y enfrentamientos armados en diferentes puntos del país.

Desde que comenzó la revuelta contra el Gobierno en marzo de 2011, Alepo ha estado dominada por el régimen de Al Assad la mayoría del tiempo. Muchos comerciantes ricos y grupos minoritarios que no desean una situación de inestabilidad han adoptado una postura neutral.

EL NUMERO DE REFUGIADOS EN LOS PAISES VECINOS SE HA TRIPLICADO
Debido a la violencia en el país, muchos sirios han abandonado sus casas y pasado a los países vecinos. Según un informe del Alto Comusionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), "Las últimas cifras muestran que en total hay más de 311.500 refugiados sirios en los cuatro países, frente a los 100.000 de junio".

La semana pasada, la ONU hizo un llamamiento a fin de conseguir 487,9 millones de dólares (377 millones de euros) para el Plan Regional de Respuesta para Siria, con el que pretende asistir a hasta 710.000 refugiados en los países vecinos.

"Estamos en una carrera contrarreloj. En Jordania, por ejemplo, donde miles de personas viven en tiendas de campaña, la temperatura mínima media entre mediados de noviembre y mediados de marzo es de 2 grados centígrados. Se está elaborando un plan para el invierno, pero requiere de apoyo y financiación", ha explicado el portavoz Adrian Edwards.

Los refugiados se encuentran sobre todo en Líbano, Jordania, Turquía e Irak, siendo Jordania y Turquía los países a los que han llegado más ciudadanos sirios.