Goya y Zurbarán conviven con Kandisnsky en el Lázaro Galdiano

El Museo Lázaro Galdiano moderniza su legado con obras de todas las épocas y con artistas contemporáneos de "primera línea", procedentes de la colección de la Fundación María José Jove en diálogo directo con obras clásicas que en su día coleccionó José Lázaro Galdiano. Así Picasso, Bourgeois, Kandinsky y Kiefer convivirán con Zurbarán o Goya en las salas del Museo.

Bajo el título '¿Qué hace esto aquí?', el Museo Lázaro Galdiano presenta un planteamiento narrativo expositivo novedoso en el que 33 obras contemporáneas "dialogan"con los clásicos para provocar en el visitante una "variedad de experiencias plásticas, visuales e intelectuales".

Los responsables de esta exposición han destacado la "novedad"de este montaje que permitirá que por primera vez en su historia el Museo Lázaro Galdiano exponga en sus salas obras de arte contemporáneo.

La muestra, que se ha inaugurado este jueves, ocupa la totalidad del Museo Lázaro Galdiano ( sus cuatro plantas) además del espacio donde se encontraba la editorial de José Lázaro, habitualmente conocido como 'La España Moderna' y donde se ubican tres importantes obras; 'El retén de Francisco Leiro, 'Habitación Vegetal IV' de Cristina Iglesias, y 'Am Grunde der moldau/ Drei Kaiser' de Anselm Kiefer.

Una sala para Anselm Kiefer
Esta obra de Kiefer (sus obras raramente se pueden apreciar en España), es una instalación que plantea una feroz crítica a la guerra, sin olvidar su pasión por la literatura al inscribir un verso de Bertolt Brecht, según ha explicado Marta García-Fajardo, directora de la Colección de Arte Fundación María José Jove, comisaria de la muestra junto a Amparo López Redondo, conservadora -jefe del Museo Lázaro Galdiano.

a exposición comienza en la Sala 2 del museo, dedicada en la actualidad al arte español y aporta tres obras pintadas por dos de los mayores genios del arte: Pablo Picasso, del que se muestran un bodegón cubista de 1922 y una Modelo en el taller de los años 60, junto a una tela de Joan Miró.

A continuación, el Museo Lázaro Galdiano presenta la sala 'La belleza como pretexto', donde se exhibe la impactantae obra de Francisco Leiro, 'Pigmalión', en contraste con las imágenes religiosas, madonas o demás retratos presentes en esta sala.

En la sala contigua se plantea un diálogo reflexivo sobre la figuración religiosa en el occidente europeo a lo largo de la historia. Se exponen en esta sala dos piezas de Antonio Saura y Tino Grandío sobre este asunto.

Millares y Barceló

En la última estancia de la planta baja, se abre un espacio para las obras sobre papel con una selección de dibujos de artistas contemporáneos como Salvador Dalí, Manolo Millares, Miquel Barceló, Eduardo Chillida, acompañados de una impactante biblioteca-escultura de Manolo Valdés.

El escultor Juan Muñoz es otro de los artistas contemporáneos que se cuelan en el Museo Lázaro Galdiano. Se expone su obra 'Sara en el espejo' por sus claras referencias velazqueñas.

No obstante, Goya es la figura "señera"del museo Lázaro Galdiano, y junto al él se exhiben obras de Louise Bourgeois y Georg Baselitz. Con la misma inclinación que Goya, afrontan la creación artística de forma apasionada y comprometida con su tiempo.

Arte europeo

En esta planta, se exhibe el notable conjunto del arte europeo. Así encontramos un nutrido grupo de pintura flamenca con obras de El Bosco, Antonio Moro y tras ellos los bodegones de Oscar Domínguez y Maruja Mallo, con su surrealista manera de representar la realidad.

Y en la tercera planta, una obra de Louise Bourgeois perteneciente a la colección de Manuel Jove está presente en la sala dedicada a conservar la colección de tejidos que posee el Museo Lázaro Galdiano. Se trata de unas arañas con las que la escultora hace clara referencia al oficio de su madre como restauradora de tejidos, según ha explicado Amparo López.

José Lázaro Galdiano nace en 1862 y muere en 1947, se interesa por el arte de tiempos pasados y su colección abarca desde el siglo VI a. C. hasta los primeros años del XX. Mientras que la colección Manuel Jove empezó a formarse hace apenas quince años y su interés