Radiografía de RTVE

El Congreso de los Diputados convalidó el pasado jueves el decreto ley por el cual se modificaba la elección del presidente de RTVE. Hasta ese momento, y desde 2006, el nombramiento del máximo responsable de la corporación requería de consenso entre Gobierno y oposición, ya que era necesario el voto afirmativo de dos tercios de la Cámara. Con el decreto se suprime esta condición y se establece que la elección del presidente requerirá tan sólo de mayoría absoluta. Por ello, a partir de ahora, el Gobierno tiene luz verde para designar un nuevo presidente, pero ¿qué se encontrará el máximo responsable una vez que tome posesión?

Consejo
El Consejo pasa de doce miembros a nueve. No obstante, el órgano de decisión del Ente está actualmente conformado por nueve consejeros, tras la dimisión del presidente, Alberto Oliart, y la salida de los consejeros Jesús Andreu y Héctor Maravall. Está pendiente la renovación del consejo de administración, para así adaptarlo a la nueva composición parlamentaria. Tras la salida de Andreu, hay cinco mandatarios– Manuel Esteve (PP), Mari Cruz Llamazares (PSOE), Santos Miguel Ruesga (UGT), Josep Manuel Silva (CiU) y Francesc Bellmunt (ERC)– cuyo mandato expiró hace dos años y que, por lo tanto, deben ser sustituidos. Además, el mandato del resto de miembros, Teresa Aranguren (IU), Rosario López Miralles (PP), Andrés Martín Velasco (PP) y Miguel Ángel Sacaluga (PSOE) –que ha pedido volver a los informativos– concluye el próximo mes de enero.

Renovación directores
El nuevo presidente también tendrá que acometer cambio en el organigrama del Ente, renovando, entre otros, al director corporativo, Jaime Gaiteiro, los directores generales de TVE y RNE, Santiago González y Benigno Moreno, así como al actual responsable de informativos, Fran Llorente. Sin embargo, fuentes del Consejo vaticinan una complicada transición para los nuevos responsables, sobre todo, en el área de informativos, ya que según fuentes del Consejo es donde el nuevo presidente puede encontrar más oposición.

Financiación
La nueva ley de financiación de RTVE suprimió la publicidad de la corporación desde el 1 de enero de 2010. Para compensar la pérdida de ingresos, se establecía que las televisiones privadas estatales en abierto tenían que aportar a la financiación del Ente el 3%; los operadores de pago, el 1,5%, y el 0,9%, las empresas de telecomunicaciones. Sin embargo, miembros de la corporación reclaman una fuente de financiación más estable, de manera que no tengan que depender tanto de la evolución de los ingresos de terceros y evitar así situaciones como la de 2011, cuando se encontraron con un adeudamiento por parte de la operadoras de 50 millones de euros.

Recortes
El presupuesto de RTVE para 2012 sufrió un drástico recorte de 204 millones de euros. Ello ha llevado a un replanteamiento de la programación de la cadena pública–se programa casi todas las noches de la semana cine en horario «prime time»– y a gestionar la pérdida de audiencia que por el momento todavía está respondiendo ante los cambios.

Series
TVE tienen pendiente de emitir las nuevas temporadas de «Águila Roja», «Cuéntame cómo paso», «Gran Reserva», «La República» y «Los misterios de Laura». También tiene en el «cajón» el estreno de «Isabel».

Derechos deportivos
Después de renunciar a los derechos del mundial de motociclismo y de Roland Garros, el nuevo responsable debe decidir sobre el resto de competiciones deportivas, como la «Champions League». En cuanto a los Juegos Olímpicos de Londres, serán emitidos por la cadena pública.

El lastre de los JJ OO
TVE emitrá los Juegos Olímpicos de Londres. El coste de adquisición de los derechos supera los 70 millones de euros, lo que, en un contexto de recortes como el actual, ha encorsetado bastante el presupuesto este año . Por ello, fuentes de RTVE prevén que en 2013 podrán dar luz verde a la emisión de contenidos ahora congelados.