Manzanares apuesta por Sevilla y pospone la operación

El alicantino ha querido retrasar la intervención con el fin de poder torear las dos corridas de la Feria de Abril y reaparecer después para San Isidro

José María Manzanares, en imagen de archivo, toreará en La Maestranza el próximo 18 de abril
José María Manzanares, en imagen de archivo, toreará en La Maestranza el próximo 18 de abril

José María Manzanares ya tuvo que hacer el paseíllo infiltrado para poder torear en el tradicional Domingo de Resurrección de Sevilla el pasado 4 de abril. Una hernia discal, que le supone la pérdida de espacio entre las vértebras L4-L5, le tiene contra las cuerdas para el normal desarrollo de la temporada. A pesar de que barajaron la idea de someterse a una intervención quirúrgica en estos días, el torero alicantino ha decidido posponerlo para poder cumplir con sus contratos en la Feria de Abril de Sevilla. Esta semana permanece en reposo, aunque sí puede mantener cierto ritmo de entrenamiento, con la idea de estar lo más restablecido posible para las dos corridas que tiene firmadas en La Maestranza. La primera será el 18 de abril junto a Castella y El Cid para torear la corrida de El Pilar. Y dos días después, el martes 20 con los toros de la divisa de Torrealta actuarán El Juli y Daniel Luque. Fuentes cercanas al torero no descartan que el diestro tenga que volver a torear infiltrado para evitar los dolores que le provoca la lesión. Pasada esta fecha, y si el diagnóstico médico no ha variado, José María Manzanares se someterá a la intervención con la aspiración de reaparecer para los compromisos adquiridos en la plaza de toros de Madrid. Será en la misma semana cuando el torero pase en dos ocasiones por la Feria de San Isidro. La primera, el 19 de mayo, para lidiar la corrida de Núñez del Cuvillo junto a Perera y Talavante y el viernes, 21, con Aparicio y Morante, en la corrida de Juan Pedro Domecq.