Rosa del Valle ratifica que llevó a Santiago en su coche y que llevaba un carrito

Rosa del Valle, presunta coautora de la muerte de Mari Luz Cortés y hermana del principal acusado del caso, Santiago del Valle, se ha acogido este miércoles a su derecho a no declarar, pero ha ratificado su segunda declaración realizada en el Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva el 27 de marzo de 2008, donde aseguró que Santiago "no le había dicho nada de la niña", pero que lo llevó en su coche a un centro Carrefour el 13 de enero sobre las 16.45 horas y que éste llevaba un carrito de la compra.

A su vez, al igual que con la declaración de Santiago del Valle, el fiscal del caso, Alfredo Flores, ha pedido la lectura de la declaración de Rosa del Valle el 27 de marzo de 2008 en los juzgados onubenses, donde la presunta coautora de la muerte de la niña, aseguró que desconocía si este carrito estaba "vacío o lleno, ya que ni se fijó en él".

Del mismo modo, afirmó que desde el 13 de febrero al 27 de marzo no había contado que llevó a Santiago en su coche por "miedo a los gitanos y porque no tiene claro si en el interior del carrito iba la niña", a la que ha asegurado que no conocía de nada.

En esta línea, en esta declaración Rosa aseguró que el día 13 de enero salió de su casa y regresó sobre las 10.00 horas, se puso a ver la tele y se quedó dormida, momento en el que Santiago la llamó a la puerta de su habitación y le dijo que "la acompañara en coche a comprar al Carrefour, algo que le pareció raro porque era domingo, pero como tenía que salir se levantó y lo acompañó".

Según afirmó Rosa del Valle en su declaración, bajó las escaleras y recuerda que Santiago del Valle "cogió un carrito desde el primer peldaño de la escalera, lo siguió hasta el coche y su hermano metió el carrito en el maletero".

Dejó a Santiago en una parada de autobús

Santiago le pidió de "forma insistente que lo acompañara pero no habló con él durante el trayecto, sólo le dijo que iba a comprar en una tienda cercana al Carrefour". Rosa del Valle declaró en marzo de 2008 que dejó a Santiago en una parada de un autobús de un polígono y éste comenzó a andar en dirección Avenida de las Fuerzas Armadas y Federico Molina.

"No está segura si su hermano ha tenido algo que ver con los hechos y si ocurrió algo en la escalera", declaró Rosa del Valle, quien ha añadido que cuando su hermano volvió, éste "no llevaba carro ni compra y dijo que había tirado el carro porque estaba muy viejo".

Rosa aseguró que los cartones en su vehículo "han estado siempre y que entregó las botas de Santiago y el filtro de la lavadora voluntariamente a la abuela de niña", así como que "no llevó a su hermano a las zonas de las marismas y lo dejó en la parada del autobús".

La presunta coautora de la pequeña Mari Luz señaló en marzo de 2008 que no vio en Santiago "ninguna actitud que no fuera normal, ya que no estaba ni nervioso y que durante el trayecto tampoco", a lo que añadió que cuando llegaron los gitanos, ella "no se pudo nerviosa, sino sorprendida".

En esos momentos, cuando entraron los gitanos, Santiago no comentó nada y al día siguiente él y su mujer "se fueron a Sevilla diciendo que la madre de Isabel estaba enferma, pero esto era mentira".

Según Rosa del Valle, su hermano siempre decía que "le gustaban las niñas, pero siempre pensó que eran de 15 ó 16 años y cuando iba por la calle piropeaba a las chicas". No obstante aseguró que "nunca vio tocar a ninguna".

Del mismo modo, incidió en que con su hermano "se lleva regular y que con su cuñada no se lleva bien desde el principio", así como que sabía que le quitaron la custodia de los niños por abuso y que tuvo algo que ver con una menor en Gijón.

Por último, afirmó que el recorrido que hizo en coche con su hermano fue "por carretera"y que cuando apareció el cadáver, Santiago llamó a su hermano Francisco, el cual declarará esta tarde en calidad de testigo.

Rosa del Valle aseguró en su declaración que cuando se fue de Huelva, "por amenazas de los gitanos", no pensaba hacerlo con su hermano, pero al llegar a Valencia, donde vive su otra hermana, su cuñado la llevó hasta Cuenca, con Santiago e Isabel.