Gadafi: «El pueblo que no me quiere no merece la vida»

El líder libio, Muamar el Gadafi, convocó hoy a sus simpatizantes a aplastar cualquier intento de derrocarle, tal y como "resistió el pueblo libio"a la colonización italiana y a los bombardeos estadounidenses. Amenazó también con abrir los arsenales del país, "cuando sea necesario", para armar a las tribus libias y luchar contra los intentos para terminar con su régimen.

"Preparaos para defender Libia, preparaos para defender el petróleo, preparaos para defender la dignidad", afirmó Gadafi en un discurso que dirigió desde un muro de la Plaza Verde de la capital libia, según imágenes difundidas por la televisión libia.

"Nosotros podemos derrotarlos con el pueblo armado", agregó Gadafi, cubierto con un gorro de piel con orejeras, con el micrófono en la mano izquierda y gesticulando continuamente con el puño derecho alzado. También pidió a los jóvenes "que vivan la vida con orgullo, que bailen, que canten".

"Gadafi ha venido para saludaros, pese a que Gadafi no es presidente ni rey, ni tiene ninguna prerrogativa", agregó el líder libio ante centenares de seguidores que enarbolaban banderas y pancartas, según las imágenes de la televisión.

Una las pancartas expresaba el apoyo a Gadafi de parte de la Liga de los Jóvenes Tuaregs. También se veían muchas fotos del líder libio que portaban los manifestantes. "Saludo a este pueblo que derrotó a Italia. Estoy aquí en medio de la gente, en Trípoli -añadió-, y el pueblo que no me quiere no merece la vida".

Dijo que la moral de los libios "es cada día más fuerte", comparada con la de los europeos y los estadounidenses. "Con este pueblo, con entusiasmo, derrotaremos cualquier intento externo, como derrotamos el colonialismo italiano y los ataques de Estados Unidos", insistió el líder libio.

El discurso de Gadafi, que se prolongó durante sólo algunos minutos, al contrario de las prolongadas intervenciones de los últimos días, fue difundido mientras se conocían informes sobre enfrentamientos en distintos puntos de la capital.

Varias zonas de la capital ya están en manos de los rebeldes
Algunas zonas de la capital de Libia, Trípoli, se encuentran en poder de los movimientos opuestos al líder del país, Muamar Gadafi, según informó este viernes a Reuters un vecino de la ciudad.

"Algunas áreas están bajo control de los opositores y otras, sobre todo las que rodean la zona de Bab al Azizia, están en poder de los partidarios de Gadafi y del Ejército", declaró, en referencia al barrio en el que reside el mandatario.

Otro testigo ha asegurado que la Policía y el Ejército han desplegado numerosos efectivos en la autopista que comunica el aeropuerto militar de Mitiga, en Trípoli, con la capital. "La carretera está llena de militares y policías armados con fusiles Kalashnikovs y todas las glorietas están llenas de policías y soldados", declaró.

"Están pidiendo a los conductores que abran el capó de sus automóviles para inspeccionarlos y es muy difícil moverse", añadió. Algunos vecinos informaron previamente de que miles de personas se habían manifestado contra Gadafi cerca del aeropuerto de Mitiga.