Rudy se une a los campeones

En la noche del «Draft», el español fue traspasado a los Mavericks de Nowitzki. «Es un orgullo que el mejor equipo se haya fijado en mí», dijo

Rudy Fernández, durante un partido con los Blazers
Rudy Fernández, durante un partido con los Blazers

Unas horas antes de que comenzase la ceremonia del Draft 2011, Rudy Fernández colgaba en Twitter una foto con su perro, Max. Para nada hubiera pensado el escolta mallorquín que no mucho después tendría que utilizar la misma red social para empezar a despedirse de los que hasta ahora han sido sus compañeros en Portland y para agradecer a los Mavericks que se hayan fijado en él para reforzar la plantilla campeona de la NBA. «Estoy orgulloso de que el mejor equipo haya luchado por mi traspaso», aseguraba, sin asimilar todavía del todo que una nueva oportunidad se abría ante él para triunfar de verdad en la mejor liga del planeta. Sus años en los Blazers no han sido lo que se podía esperar y poco a poco había quedado reducido a ser un especialista en el tiro exterior que no convencía a Nate McMillan. El ex del Joventut de Badalona todavía tenía un año de contrato y los rumores sobre su vuelta a Europa se multiplicaban, con el Real Madrid como posible destino.
Todo cambió cuando su nombre entró en una transacción a tres bandas entre Portland, Denver y Dallas, que mandó a Rudy Fernández a compartir vestuario con, entre otros, Dirk Nowitzki, Jason Kidd y Tyson Chandler, tres de los héroes del primer anillo conseguido por la franquicia tejana. «Me gusta la ciudad, el clima y los aficionados», reconocía Rudy Fernández respecto a la que va a ser su nueva etapa. Una buena oportunidad, aunque tendrá competencia en su puesto.


- Biyombo, de Illescas a la NBA. El sorprendente pívot congoleño culminó en la noche del «Draft» una aventura digna de guión de película. Hace dos años jugaba en el CB Illescas, cedido por el Fuenlabrada, que esta temporada lo repescó para convertirlo en su mejor hombre alto. Su progresión ha sido tan rápida que a mitad de curso decidió declararse elegible para la NBA y dejó el Fernando Martín sin permiso para participar en un partido de exhibición (Nike Hoop Summit), en el que consiguió un triple doble. Ayer, fue seleccionado en séptimo lugar por los Kings, aunque fue traspasado inmediatamente a los Bobcats de Michael Jordan, encantado con la capacidad atlética del congoleño. Los derechos del madridista Mirotic se los quedaron los Bulls.