Una partida de ajedrez circular para tres jugadores

Llega una nueva variante del ajedrez: un tablero circular para tres jugadores con muy pocas variaciones en los movimientos pero con una dificultad añadida: vigilar no a uno, sino a dos enemigos. 

Una partida de ajedrez circular para tres jugadores
Una partida de ajedrez circular para tres jugadores

Es cierto que con este nuevo ajedrez circular los duelos Fisher-Spassky o Karpov-Kasparov no habrían sido lo mismo, que también aquí tres es multitud y que modificar la esencia de un juego tan antiguo es complicado, pero el nuevo ajedrez para tres jugadores ofrece al menos una alternativa distinta.

El 3 Man Chess, como lo han bautizado sus creadores, ofrece como principal incentivo el hecho de que los jugadores tendrán que duplicar su atención en el juego, ya que ya los ataques podrán llegarles desde dos puntos del tablero.

Tal y como explican sus inventores, esta nueva modalidad respeta prácticamente todas las normas del ajedrez tradicional, aunque "se producen múltiples dudas y amenazas entre todos los jugadores". "Un inesperado movimiento puede provocar una masacre en cascada", añaden.

Para hacerlo viable, el 3 Man Chess ha modificado algunas normas, de tal manera que las torres, por ejemplo, se mueven en círculos concéntricos, aunque la mayoría de las piezas se mueven exactamente igual que en el tablero tradicional.

No obstante, el centro del tablero se convierte en una suerte de "terreno de nadie"en el que no puede entrar ninguna pieza de ninguno de los tres participantes.

El ajedrez circular supone una variación a otras modalidades para tres jugadores de este juego que se han ido creando anteriormente, con tableros en forma de hexágono o de espuela.