Europa

«Europa es nuestra esperanza»

Atenas- Sin haberse aún recuperado de las celebraciones nocturnas por la victoria de la Selección griega de fútbol contra Rusia (1-0) en la Eurocopa, los colegios electorales abrieron ayer sus puertas a las siete de la mañana. En un céntrico colegio cercano a la Plaza Omonia de Atenas, apenas hay votantes a las diez de la mañana. A la puerta del centro, una chica nos comenta que ha votado por Syriza. «Lo importante no es tener euros o dracmas, son tener dinero y ahora no lo tenemos», explica con una mezcla de resignación y esperanza.

Otra mujer de mediana edad prefiere no confesarnos a quién ha votado, pero nos deja entender que ha sido a los conservadores de Nueva Democracia. «Va a ganar la izquierda, lo que será una catástrofe para la eurozona», explica. A su lado otra mujer no oculta que votado a la derecha, puesto que «nuestra esperanza en el futuro pasa por Europa». «La UE no nos ha ayudado demasiado, pero también hemos cometido nuestros errores», reconoce. «Mi marido es comerciante y ya no tiene trabajo; yo soy abogada y no tengo trabajo, y hemos tenido que cambiar a nuestro hijo a un colegio público porque ya no podemos pagar uno privado».

Tras tomar el pulso en un área popular de Atenas, nos trasladamos a un colegio electoral del barrio acomodado de Kolonaki. Ahora, a media mañana, el ir y venir de votantes es más considerable. Es la hora del aperitivo y la gente invade los cafés y terrazas de los alrededores. Un interventor de Nueva Democracia confía en mejorar los resultados del 6 de mayo y «formar gobierno con los socialistas e Izquierda Democrática». No obstante, admite que «algún votante ha podido apoyar a Nueva Democracia» por miedo a salir de la moneda única y recuerda que para «renegociar en Bruselas necesitamos un Gobierno fuerte y estable». Por esas paradojas de la vida, Alemania se perfila como rival Grecia en cuartos de final de la Eurocopa. ¿Quién se tomará la revancha?