Iglesias se estrena con una cumbre de barones para aunar el mensaje del PSOE

Hacía tiempo que no había un lleno total en la sala de prensa del PSOE. El de ayer era día de estreno y Leire Pajín quiso pasar el testigo de la Secretaría de Organización a Marcelino Iglesias en presencia de los informadores.

Iglesias y Pajín, ayer en Ferraz
Iglesias y Pajín, ayer en Ferraz

MADRID- Escenificado el relevo, el nuevo número tres dejó claro que llega a Madrid con mando en plaza y anunció su primera medida: la convocatoria del Consejo Territorial, donde están representados presidentes autonómicos y secretarios generales. Será el día 9, fiesta en Madrid, pero no en el resto de España. ¿El objetivo? Aunar mensajes y estrategias para relanzar la nueva agenda social que quiere reinventar Zapatero y mejorar, claro, la coordinación ante las inminentes citas electorales. Ayer se constituyó el Comité Electoral, que presidirá José Blanco, no así la Comisión Federal de Listas, que estará en manos de Iglesias. «Estamos en la segunda parte del partido que algunos habían dado por perdido», dijo el nuevo secretario de Organización, al término de la reunión de la Ejecutiva Federal, en la que, según los asistentes, pidió que «todos los vectores de la dirección federal trabajen en la misma dirección». Llamada pues a la unidad y al trabajo conjunto de una Ejecutiva en la que la cohesión interna ha brillado por su ausencia en los dos últimos años. Iglesias atiende así de inmediato la demanda de algunos barones, como Barreda y Vara, que en el Comité Federal del pasado sábado urgieron a convocar el Consejo Territorial.

El número tres del PSOE pasó de la cumbre de barones al alivio, el que dijo que había sentido la dirección federal tras el anuncio de Montilla de no volver a reeditar el tripartito, ya que supone no pactar con partidos que defienden la autodeterminación.

También habló de limitación de mandatos, y dijo que ésta la determinan los ciudadanos cuando dejan de confiar en los gobernantes. En todo caso, afirmó que el PSOE cree que su mejor opción es Zapatero y que está seguro de que elegirá el mejor momento para despejar la incógnita.


«Se pueden salvar dos "match ball"y ganar»
El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer, al ser preguntado si el PSOE podría ganar las elecciones con Zapatero como candidato, que «aún queda mucho para las elecciones», y que «en tenis uno puede salvar dos "match ball"y luego ganar el partido». En la inauguración del XIII Congreso de la Empresa Familiar en Santander, Rubalcaba admitió que la «marca PSOE» se ha visto perjudicada por la mala imagen del Gobierno, pero que el impacto en las elecciones de 2011 será limitado.