Rajoy garantiza las pensiones y que no subirá impuestos

El candidato popular promete a los empresarios «hablar con todos» para sacar adelante las reformas importantes. Quedan cinco días para que el Comité Ejecutivo del PP apruebe el programa electoral con el que Mariano Rajoy pedirá la confianza a los españoles 

Mariano Rajoy
Mariano Rajoy

MADRID- Y está dicho y escrito que no incluirá golpes de efecto y que no habrá sorpresas ni en lo bueno ni en lo malo. Esto no quita para que en el PP trabajen ya con la hipótesis de que el escenario que se encontrarán nada más llegar a La Moncloa, si ganan, será todavía peor que el actual, tanto en el ámbito nacional como internacional, y que las primeras medidas que deberán adoptar serán «incómodas y difíciles». Por eso tiene más significado y resulta más llamativo que Mariano Rajoy oficialice en este momento procesal compromisos como el de que, bajo ningún concepto, su Gobierno subirá los impuestos.

Bajo la incertidumbre del futuro de la deuda española y la cada vez mayor certidumbre sobre que España no podrá cumplir este año con su compromiso de déficit en buena medida por la caída de los ingresos y por la falta de crecimiento, lo que exigirá un ajuste mayor en el próximo ejercicio, el líder popular ratificó ayer su promesa de que no aumentará la presión fiscal a los españoles, y la concretó sin hacer ninguna excepción, ni con IVA ni con otros impuestos al consumo, por ejemplo. «En una situación como la actual, subir los impuestos significaría aumentar la presión que hoy padece nuestra economía. Por lo tanto, el crecimiento de los ingresos del sector público tiene que venir por el aumento de las bases contributivas y no de los tipos impositivos», defendió Rajoy en la clausura del XIV Congreso del Instituto de la Empresa Familiar. En su discurso, el líder popular confirmó que en sus primeros cien días de Gobierno aprobará una Ley de Estabilidad Presupuestaria; promoverá un Pacto Territorial por la Austeridad y la Eficiencia y llevará a su Consejo de Ministros una Ley de Transparencia, Buen Gobierno y Acceso a la Información Pública.

También entre sus primeras reformas incluyó la reestructuración del sistema financiero –bajo el compromiso de que el Estado tiene la obligación de apoyar la puesta en el mercado de los activos inmobiliarios en manos de las entidades financieras–, así como la del sistema tributario, para asegurar un reparto equitativo de los costes de la salida de la crisis e incentivar la creación de empleo. Rajoy no aludió en su discurso a las pensiones, pero sí hay referencias a ellas en los primeros folletos electorales que el PP ha empezado a repartir entre militantes y ciudadanos.

Negro sobre blanco, bajo el lema «Más empleo, pensiones más seguras», el PP sostiene que su objetivo será mantener el poder adquisitivo de las pensiones y que adoptará medidas en este ámbito como replantear el cálculo actual para que sean más proporcionales a las cotizaciones de cada trabajador, con especial reconocimiento a las carreras más largas. La campaña lanzada ya al «mercado» no incluye expresamente el compromiso de revisar la congelación aprobada por los socialistas, una decisión que el PP sigue fiando a la herencia que se encuentre en el Gobierno después del 20-N. En estos primeros compromisos escritos hay también alusiones a la educación, con propuestas como dar «incentivos» a los profesores; reconocer por ley su autoridad; garantizar que los padres puedan elegir centro y lengua de preferencia; aumentar a tres los años de Bachillerato; o crear un sistema de Formación Profesional dual y un nuevo mapa de titulaciones universitarias.

«Hablaremos con todos y conseguiremos cumplir con nuestras obligaciones de estabilidad presupuestaria garantizando la igualdad y los derechos de todos», insistió ayer Rajoy.

 

PRIMEROS CIEN DÍAS: MEDIDAS
1.- Ley de Estabilidad
También acelerará la reforma legal para endurecer el castigo a los gestores que asuman gastos sin respaldo presupuestario.
2.- Pacto por la austeridad
Para poner fin a duplicidades y solapamientos entre Administraciones. Creará una cartera común de servicios públicos.
3.- Transparencia
Para que los ciudadanos conozcan cómo se ejecutan las políticas públicas. Incluye reforzar la independencia y la profesionalidad de los organismos reguladores.

 

Llamada al voto: «Súmate al cambio»
Madrid- La vicesecretaria de Organización del PP y directora de la campaña electoral, Ana Mato, presentó ayer el lema bajo el que los populares pedirán el voto a los españoles el 20-N. «Súmate al cambio» será el eslogan electoral que aparecerá en la cartelería y en las vallas, en algunas ocasiones con la fotografía de Rajoy con su corbata roja «de la suerte», la que le ha acompañado en algunos de los principales debates que ha mantenido en esta Legislatura. El lema conecta con la estrategia del PP de ofrecerse a los que no son sus votantes tradicionales bajo ese compromiso formalizado por Rajoy de que no hará un Gobierno para sus militantes, sino para todos los españoles. «Lo que queremos es apuntalar un Gobierno fuerte, basado en el diálogo, el consenso y la concordia», explicó Mato. Aún no es oficial el recorrido de la campaña del candidato, aunque fuentes de la dirección confirmaron a este diario que en esta ocasión le han preparado una caravana de «intensidad mediana», que le deje tiempo para «estar despejado y para mirar más allá del horizonte del 20-N». Su agenda la han reducido al mínimo en el primer fin de semana después de la «pegada» –en principio hará un acto en Madrid y poco más, después del arranque que se había previsto en Sevilla– para que pueda dedicarse de lleno a preparar su «cara a cara» televisivo con Alfredo Pérez Rubalcaba.