Raimundo Amador: blues casi de cuerpo entero

El artista presenta en Madrid su nuevo disco, «Medio hombre medio guitarra»

Confiesa Amador que la creación de este trabajo ha sido «como un parto, pero sin cesárea»
Confiesa Amador que la creación de este trabajo ha sido «como un parto, pero sin cesárea»

Será el martes en la Sala Caracol. Han pasado cinco años desde el último álbum de Raimundo Amador, que ahora presenta en directo su nuevo trabajo: «Medio hombre medio guitarra». Un trabajo compuesto por un CD con 14 canciones inéditas y que ha contado en su grabación con colaboraciones de lujo. Según él, «el más artesano, personal y maduro de mi carrera en solitario». Amador, afable, cercano, toca la guitarra como los ángeles mientras se somete pacientemente a una sesión de fotos. Las últimas noticias que teníamos de él son sus colaboraciones, como la que hizo en Córdoba con Howe Gelb. ¿Ya tocaba disco? «Sí. Han sido varios años sin sacar uno, y tengo mucha ilusión en éste, que he producido yo mismo. Me gusta el título que tiene». Un título que ha tomado de una de sus canciones. Su contenido es mezcla, «medio flamenco, medio blues», ¿Sigue la fusión?: «Claro, tengo mi público y mi estilo. La gente me cataloga en el flamenco, pero para "dar caña"» hace falta la guitarra eléctrica. La que hay en la portada es "la mariquilla". No me olvido del flamenco, pero me veo cada vez más metido en el blues». Le preguntamos cómo participó en la creación de este trabajo: «Yo he compuesto algunas canciones, pero en lo que más participo es en la música. En las letras, menos. Lo que sí hago es dar ideas a otros para que las saquen. Me considero un poeta de la vida cotidiana, que hablo de lo que vivo, de la gente que conozco».
Se nota que ha querido esmerarse, la presentación del disco es muy completa: el CD, un DVD con el «making off» del disco y una fiesta flamenca grabada en directo. «Además, queremos hacer un vídeo entre Sevilla y París. Que sea un disco por todo lo alto. Al final montamos la fiesta flamenca por bulerías. Nos juntamos en un cortijo de Extremadura y se grabó en directo. De las fiestas gitanas se dice que no hay dos iguales».

Hasta una fiesta flamenca
Raimundo Amador es un gitano atípico que ha bebido de Dylan, Hendrix, Deep Purple, Led Zeppelin... y de Camarón y del flamenco que le enseñó su padre: «Para mí, el más importante ha sido Jimi Hendrix. Cuando lo escuché por primera vez me quedé enganchado y ya no he parado de oírlo. Después vinieron todos los demás, el blues, BB King...». Ahora dice que escucha de todo, reggae, música caribeña, e, incluso, india: «De los últimos tiempos, lo que más me gusta es Nirvana, de los pocos grupos que han aportado algo, y Amy Winehouse, que tiene voz de negra». En este disco cuenta con la colaboración de su hijo: «Él no toca ningún instrumento, participa como productor y lo hace muy bien. Si tiene suerte, creo que tiene futuro en esto. Lo hemos producido entero nosotros, así pudimos hacer lo que quisimos. Yo digo que mi anteriores discos fueron partos sin dolor, pero éste ha sido con cesárea. Sin duda, es el más importante». Además, cuenta con colaboraciones de nivel. Santiago Auserón repite o Antonio Vega, que se marca un «riff» de guitarra: «Cada uno lo ha hecho a su manera, ha tenido su sitio. Un lujo». Y añade: «Aquí hay sonido Pata Negra. Es un sonido puro y, como es natural, con mucha guitarra». Y a todo este esfuerzo, ¿puede perjudicarle internet? «Pienso que no, al contrario, internet está bien, antes te conocían sólo en tu país y con la red te pueden ver en todo el mundo». Por una vez, una versión optimista.


Rodeado de amigos

Amador ha colaborado con numerosos artistas en su carrera, entre los que destacan BB King y Howe Gelb. Ahora se han volcado con él: «Este nuevo trabajo lo he grabado rodeado de amigos que se prestaron a participar en mi proyecto más personal. He contado con colaboraciones de lujo: Auserón, Antonio Vega, Zatu (SFDK), Matt Bianco, Richard Ray Farrell, Diego Amador y El Pele». En la grabación le han arropado músicos como Angye Bao, Pepe Bao, Álvaro Gandul y Lin Cortés, entre otros.