La mora de España por Antoni CAÑETE

La Razón
La RazónLa Razón

La morosidad del crédito subió en abril hasta el 6,35%, su nivel más alto desde junio de 1995, según el Banco de España. Nadie duda que estamos ante una de las peores crisis de las últimas décadas, que es más profunda de lo que nos han dicho, que es imprescindible que el sistema financiero se reestructure, que tenemos que hacer profundas reformas estructurales... Podríamos seguir diciendo evidencias, aunque parece que no sirve de mucho. Para empezar a solucionar el gran problema de este país, los casi cinco millones de parados, deberíamos preguntarnos: ¿alguien sabe crear empleo? La respuesta es clara: la creación de empleo vendrá de las empresas. Esto no lo tienen tan claro muchos de nuestros dirigentes, porque no acaban de dar luz verde a las proposiciones de ley que podrían mejorar la situación.

El sistema financiero español es vital para la economía, pero no es fácil justificar los 16.000 millones dotados por el Gobierno para reestructurarlo, especialmente cuando empresas y autónomos luchan para lograr que las administraciones paguen lo que les deben. La respuesta a la pregunta que encabeza este artículo es evidente, pero falta responder a infinidad de interrogantes: ¿cuándo se creará la línea ICO para solventar la morosidad de los ayuntamientos? ¿Para cuándo un eficaz régimen sancionador? Las respuestas están en manos de nuestros dirigentes y de ello depende que los empresarios puedan generar empleo y riqueza.


Antoni Cañete
Portavoz de la Plataforma contra la Morosidad y secretario general de PIMEC