«Que Chávez esté o no da igual nos telegobierna»

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición opositora que ha tratado de hacer frente al personalismo del presidente venezolano, Hugo Chávez, analiza en LA RAZÓN los últimos acontecimientos en Venezuela.

«Que Chávez esté o no da igual, nos telegobierna»
«Que Chávez esté o no da igual, nos telegobierna»

–Chávez regresó. ¿Es un efecto mediático o volvió a resolver el vacío de poder?
–Hemos sido muy cuidadosos de no oficiar ni de médicos ni de adivinos. La falta de transparencia, el afán de ocultar y después esas versiones inconsistentes y a cuenta gotas han servido para generar muchos rumores y para que se inicie en el oficialismo una especie de competencia. Todo hace pensar que el regreso del presidente tiene más que ver con eso, porque con la última emisión en cadena antes de su regreso [una merienda en familia] y las distintas alocuciones que él hizo, daban la sensación de que su plan no era el de un regreso inmediato.

–¿Debilita aún más la enfermedad a un hombre que dirige desde Twitter, el móvil o videoconferencia?
–Quizá este Gobierno haya sido más telegobierno que gobierno real. Ahora se nota más porque todo el mundo está pendiente de eso. Mucha gente se piensa que «Aló Presidente» es el Estado y que todas las orientaciones parten de allí. En alguna ocasión, uno de los cancilleres que ha tenido Chávez, les dijo a los embajadores queescucharan el programa porque la política exterior estaba allí. Eltelegobierno es lo que hemos tenido. La verdad es que en el lapso en el que no estuvo el presidente, el Gobierno ha sido igual a como cuando él está, sin atender los problemas de la sociedad venezolana, por eso no se puede decir que haya sido diferente pues ya telegobernaba antes. Todo está concentrado y gravita alrededor de los discursos de Chávez. La concentración del poder es absoluta y eso explica que en el seno del Gobierno empezara la competencia por la sucesión.

–En esta pelea sucesoria, apareció su hermano Adán. ¿Pretenden los Chávez hacer una sucesión a la cubana?
–Es más bien una operación de control de daños porque las dosintervenciones de Adán Chávez con esto de la enfermedad, han sido infelices. La primera fue una petición de fe en el coraje del presidente que en ese momento ocasionaba más intranquilidad a sus seguidores. Después, aquella diciendo que la revolución también se defendía por la lucha armada. Se equivocó, ya que uno de los rasgos de la conciencia del venezolano es que es pacifista. Él quería meter miedo. Ésas son las cosas que enervan al país.

El gran unificador
Es uno de los artífices de la cohesión del antichavismo en 2009. La unión les permitió volver al Parlamento. Tres veces diputado y máximo responsable del todavía deporte rey (el béisbol), sigue pensando en que con un candidato único, en 2012 la oposición podrá con el chavismo, esté o no el caudillo.