«La exposición continuada a los estrógenos aumenta el riesgo de tumor»

Cada semana, en esta nueva sección de A TU SALUD, un destacado especialista responderá a distintas cuestiones que los lectores formulen sobre una enfermedad o campo de la medicina. Pueden enviar sus preguntas por correo electrónico a: consultorio@larazon.es o bien por carta a: C/Josefa Valcárcel, 42, 28027, Madrid 

«La exposición continuada a los estrógenos aumenta el riesgo de tumor»
«La exposición continuada a los estrógenos aumenta el riesgo de tumor»

Cuando llega un diagnóstico de cáncer de mama, todo son preguntas e incógnitas. Resolverlas es primordial para tranquilidad de uno mismo y del entorno. Esta semana hemos reunido algunas dudas de nuestras lectoras que el tesorero de la Sociedad Española de Oncología Médica, Jesús Salvador Bofill, tratará de resolver. Cómo es un tumor, dónde acudir para cuidar un linfedema o por qué no hay unidades intregrales son algunas de las preguntas planteadas.

-¿De qué depende que haya tumores pequeños muy agresivos y otros grandes poco violentos?
Mª José García
Madrid
-En la actualidad sabemos que la biología del tumor es la que marcará en gran medida el pronóstico y la historia natural de esa neoplasia. Por eso nos podemos encontrar tumores grandes con escasa tendencia a dar metástasis a distancia y otros pequeños que desde el inicio son muy agresivos. De hecho, uno de los grandes avances de la última década ha sido confirmar que el cáncer de mama no es una enfermedad, sino un grupo con un pronóstico diferente y con marcadas diferencias en su estrategia terapéutica entre ellas.

-Las mamografías con screening se hacen hasta los 69 años. Con la esperanza de vida actual, ¿debería prolongarse?
Rosana Vicens
Alicante
-Los programas están basados para que sean coste-efectivos, es decir, intentan abarcar con una prueba en las edades en las que se detecta más la enfermedad. Se invierten recursos para conseguir aumentar la supervivencia de los pacientes al detectar de forma precoz el cáncer de mama. El no hacer el screening de forma generalizada a partir de los 70 años es porque a partir de esas edades la incidencia de cáncer de mama es menor que desde los 50 a los 70 años.

-¿Cómo se actúa en caso de que a una mujer fértil se le diagnostique un tumor?
Susana Díaz
Huelva
-En tumores operables, tras el estudio del tumor, se determina el riesgo de recaída y se analiza el impacto que pueden tener los tratamientos que se deben administrar sobre la fertilidad. Hoy día la legislación permite la preservación de ovocitos y también es posible la congelación de la corteza ovárica. Así, en el caso que la quimioterapia esterilice a la mujer, podrá una vez finalice los tratamientos y pase el tiempo adecuado, tener su descendencia.

-¿Por qué es complicado crear unidades de linfedemas ambulatorias cuando es un problema común?
Esther Valdecans
Gerona
-La mayoría de las unidades de linfedema se encuentran ubicadas en los servicios de rehabilitación, y debe ser personal subespecializado, y por cuestión de recursos, es difícil implantarlos generalizadamente.

-Con un bulto pequeño, ¿cómo se decide entre cirugía o «quimio»?
Silvia Cifons
Barcelona
-La cirugía es un tratamiento local y forma parte del protocolo estándar en cáncer de mama. La quimioterapia es un proceso sistémico que se puede administrar antes para favorecer la cirugía conservadora o administrarla tras el acto quirúrgico para acabar con las posibles micrometástasis presentes. Obviamente ésta se aplica también en fases avanzadas. La elección de aplicar quimioterapia depende de muchos factores, fundamentalmente basados en la biología tumoral.

-¿Qué problemas de salud ha de vigilar una mujer que haya superado un cáncer de mama, además de éste?
Luna González
Madrid
-El seguimiento sirve para la detección de metástasis, para control de la otra mama ya que tiene un riesgo algo aumentado de presentar un tumor contralateral y control de los efectos secundarios de los tratamientos administrados. En parte los problemas de salud que pueda tener estarán relacionados con la terapia previa recibida, y será el oncólogo quien deba comentárselos.
-¿Por qué hay tanto debate en torno a los tratamientos con hormonas?
Teresa Gutiérrez
Talavera de la Reina (Toledo)
-La exposición continuada a los estrógenos aumenta el riesgo de cáncer de mama. La terapia hormonal sustitutiva puede tener hoy día su papel, pero hay que ser muy cautos y no administrarla generalizadamente en la menopausia. Hay que valorar los riesgos. Hay datos americanos que sostienen que cuando disminuye el uso de terapia estrogénica, lo hace la inc idencia de cáncer.

-Lo ideal es tener un equipo multidisciplinar que te trate, ¿dónde hay?
Elena de la Cuadra
Sevilla
-Hoy día los hospitales tienen unidades funcionales donde los diversos especialistas que participan en el diagnóstico y tratamiento tienen la obligación de tener un protocolo consensuado, basado en las mejores evidencias científicas para ofrecer a las pacientes el tratamiento mas adecuado que debe recibir. Se puede afirmar que están en la mayoría de los hospitales públicos donde hay oncología médica.

-Con una madre que ha superado un cáncer, ¿a qué edad debo hacerme mamografías?
Sofía García de Tablas
Villamarín (Orense)
-Hay que analizar si su madre tuvo un cáncer esporádico o ha tenido un cáncer asociado a una mutación hereditaria. De forma general el estudio clínico y mamográfico se suele adelantar diez años sobre la población sin antecedentes. Otra cosa diferente es el cáncer hereditario asociado a una mutación conocida que ya debe valorarse en una unidad de cáncer hereditario/consejo genético.

-¿Dónde puedo aprender a palparme el pecho para ver si tengo bultos?
Francisca Terroz
Valdeganga (Albacete)
-Lo ideal es que el médico que se dedique asistencialmente a la patología mamaria le enseñe la primera vez. También hay grupos dedicados al cáncer de mama, concretamente Geicam, en cuya página web podrá acceder a información sobre este tema.

-¿Cómo se puede evitar la aparición del linfedema?
Gloria de Pablos
Albarracín (Teruel)
Básicamente, las pacientes sometidas a linfadenectomía tienen un riesgo de desarrollar linfedema. Las medidas primordiales que sabemos disminuyen su aparición en un 20% es el no coger peso superior al kilo con el brazo al que se le ha realizado la exéresis ganglionar axilar. También es importante las medidas posturales y de cuidados e higiene de la piel.