Los daños en la agricultura afectan a 9000 cabezas de ganado y casi 20000 hectáreas

El consejero Cerdá traslada al Ministerio un informe con las pérdidas en el sector primario

La intensa lluvia convirtió extensos campos de cultivo en lodazales que provocaron la pérdida de los productos agrícolas
La intensa lluvia convirtió extensos campos de cultivo en lodazales que provocaron la pérdida de los productos agrícolas

MURCIA- El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, ha trasladado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente el informe inicial de los daños causados por las lluvias torrenciales del pasado viernes en las explotaciones agrícolas y ganaderas, así como en los sistemas de riego e infraestructuras de saneamiento y depuración de los municipios afectados.
El titular de Agricultura, que mantuvo anteayer en Madrid una reunión con el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, solicitó la participación y colaboración del Ministerio para establecer las medidas necesarias que ayuden a paliar los efectos de las inundaciones sufridas por agricultores y ganaderos, principalmente en los términos municipales de Lorca y Puerto Lumbreras. Estos municipios han sido los más afectados por las lluvias, concretamente en las diputaciones lorquinas de Campillo, La Torrecilla, Purias, La Escucha y Almendricos, así como en El Esparragal, en Puerto Lumbreras, donde se ha delimitado una «zona cero» de daños de «gran consideración» sobre una superficie de más de 9.000 hectáreas. Otras 7.000 hectáreas en zonas limítrofes han resultado afectadas aunque en menor intensidad como consecuencia del temporal. Respecto a la ganadería, se han perdido más de 9.000 cabezas de animales, lo que supone la retirada de 200 toneladas de cadáveres que han sido trasladados a los centros de gestión correspondientes. Cerdá pidió igualmente la colaboración de la Administración central para disponer de la maquinaria y los medios técnicos necesarios en estos momentos para reparar los caminos que han sufrido desperfectos por las lluvias, así como los sistemas de regadío, con el fin de que los agricultores puedan poner en funcionamiento a la mayor brevedad estas infraestructuras y disponer del agua para sus cultivos. El consejero de Agricultura mantuvo también un encuentro con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos y la directora general del Agua, Liana Artiles, para exponerles la situación de los municipios más afectados. Cerdá invitó al subsecretario del Ministerio y a la directora general del Agua a visitar la Región para conocer los daños que provocaron las lluvias del pasado 28 de septiembre.
Por su parte, el diputado del Partido Popular por Lorca y portavoz de Economía y Hacienda en la Asamblea Regional, Fernando López Miras, defendió ayer «la magnífica gestión que los Gobiernos del PP están realizando para paliar las consecuencias de las inundaciones del pasado 28 de septiembre, así como los tiempos que están marcando para solicitar las ayudas a los afectados por el temporal». Según explicó, «el Consejo de Ministros ya ha acordado constituir un grupo de evaluación para determinar el volumen de los daños por las intensas lluvias de la semana pasada, y también que se empiece a tramitar con carácter de urgencia la petición española para reclamar fondos europeos destinados a sufragar los daños ocasionados en los municipios afectados». Por ello, López Miras criticó que «de nuevo, en el PSOE prime conseguir réditos políticos por encima de los intereses de la Región de Murcia».