El personaje de la semana: José Blanco

El personaje de la semana: José Blanco

Los que desembarcaron en el PSOE procedentes del Partido Socialista Popular del viejo profesor Enrique Tierno Galván son proclives a andar rompiendo platos, tal como su amigo y defensor José Bono. Dos cabalgan juntos. Pepiño pertenece también a la estirpe de quienes contando con medios para llegar a sabios prefirieron enganchar directamente el bachillerato con el funcionariado socialista. ¿Para qué estudiar si en el PSOE está todo? No le quisieron en la alcaldía lucense de Palas de Rey, pero al menos tiene en su haber que en los aledaños de su pueblo Mariano Rajoy se salió del camino, se partió la cara y se dejó la barba. También se le atribuye el mérito de haber apuñalado políticamente a Leire Pajín. Monje Negro ha sido un gran linchador dentro y fuera de su camarilla y no hay que devolverle la moneda. Se merece la indagación judicial
(«¡Chisst, guardias!») pero no ahondar en sus falencias. Para no hacerse de menos suspendió garantías constitucionales por una huelga. Lo que le faltaba al «faisán» en esta hora es que lo adobaran con Pepiño. Rubalcaba no tiene suerte.