FC Barcelona

El Barça de escándalo

Sea porque más allá del Barcelona y del Real Madrid no hay más vida en la Liga –debate del duopolio–, ambos equipos siguen superándose en ese afán por despojar al campeón de la hegemonía o por mantenerla.

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS

El Real Madrid de Mourinho mejora los números de la pasada temporada, con Pellegrini al mando, o los impresionantes de Schuster en la 2008-09, entonces con 47 puntos al término de la primera vuelta (15 victorias); y cuenta con el máximo goleador de la Liga en sus filas –Cristiano Ronaldo, 23 goles–, pero nada de ello le basta para desbancar al Barcelona, cada año mejor. Lo del equipo de Pep Guardiola es de escándalo.

El Barcelona es campeón de invierno con 52 puntos, récord en una primera vuelta, gracias a 17 victorias, inalcanzadas en la historia de la Liga, e invicto fuera de casa. Es más, Guardiola posee los mejores registros en las tres temporadas que lleva al frente del equipo: 50, 49 y 52 puntos. A este ritmo, los azulgrana van camino de alzar el título de Liga con más puntos, como el equipo más goleador y menos goleado. El «golaverage» es abrumador: +50, por +39 del enero pasado. A este ritmo de goles marcados (61), el Barça podría acabar con la friolera cifra de 122 dianas y tan sólo 22 en la meta de Valdés, teniendo en cuenta las 11 en contra actuales.

Pero los méritos del Barcelona no terminan ahí. El domingo, con su victoria ante el Málaga, logró superar los 27 encuentros sin perder entre todas las competiciones de la época en que Johan Cruyff era jugador. Son en Liga 14 duelos sin perder, igualando al Real Madrid de Miguel Muñoz.

El Real Madrid tiene al máximo goleador de la Liga en sus filas, pero el Barcelona cuenta con tres de los cuatro máximos artilleros: Messi, segundo, con 18 dianas; Villa, tercero, con 14; y Pedro, quinto, con 10.

En esta tesitura, no es de extrañar la impotencia madridista que, temporada tras temporada, desde la llegada de Guardiola, realiza un gran desembolso en fichajes para equipararse a la calidad azulgrana, mejora en la misma progresión que el campeón sus registros, pero el ciclo de los de Pep no parece tener fin, pese a que sólo necesita unos pequeños retoques cada verano. Es más, la supremacía parece a salvo con el relevo generacional de la cantera.

Para darse cuenta del dominio atroz del Barcelona y la persecución sin tregua del Real Madrid, cabe decir que el Villarreal, tercero, ha cerrado la mejor primera vuelta de su historia y, aún así, lo hace a 13 puntos del líder y a 9 de los madridistas.