ANÁLISIS: Un autor de repertorio por José Bros

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Qué destacaría de la voz de Ismael Jordi, que debuta en el papel de Carlo?
– Es un bombón de papel que yo tuve la suerte de cantar en el Palau de la Música en 1999. En el caso de Ismael le deseo que lo disfrute en su debut. Es un tenor con una evolución constante de su voz, que con el tiempo se convertirá en lírico puro. Hay que tener paciencia con las voces delicadas y cristalinas, y él la está teniendo en su carrera. Cuida bastante el sonido y los filados, que ya emite de manera muy natural.

- ¿Y de la de Juan Diego Flórez, cabeza de cartel del primer reparto?
–Estoy convencido de que será un triunfo para él. Seguro que lo disfruta, le sacará partido y añadirá un nuevo éxito. Veremos si puede incorporar obras más líricas a su repertorio.

- ¿Qué tiene de singular el personaje de Carlo?
– Yo siempre digo que vocalmente está entre Nemorino y Lucrezia Borgia, no te impone una tesitura muy incómoda y se puede cantar en versión más ligera y más lírica. Posee dúos bellísimos y se requiere pureza de emisión y saber crear dinámicas.

- ¿Cómo recuerda su debut en «Linda di Chamounix»?
–Fueron cuatro versiones de concierto y otros tantos días maravillosos. Estar cerca de Gruberova, Carmen Oprisanu y cantar junto a Carlos Álvarez fue un regalo.

- ¿Cree que Donizetti es un compositor que tendría que estar presente en cualquier temporada operística?
–Por supuesto que sí. Tendría que formar parte del repertorio habitual. El bel canto siempre ha estado presente. Son melodías de una belleza incuestionable, sobre todo, lo que se puede leer entre líneas.

José Bros