Fusión fría entre CAM Cajastur Caja Cantabria y Extremadura

Aunque el Banco de España dio ayer el visto bueno, la decisión pasará mañana por los consejos de las entidades. 

Dcha., el presidente de la entidad alicantina, Modesto Crespo, junto al director de la caja, Roberto López
Dcha., el presidente de la entidad alicantina, Modesto Crespo, junto al director de la caja, Roberto López

Justo dos semanas después de que se «abriera la veda» en la posible operación a realizar por la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), la cuestión se cerró ayer con el visto bueno del Banco de España y de todas las entidades implicadas. CAM firmó ayer un Sistema Institucional de Protección (SIP) con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, una operación que convierte a este grupo en el tercero más grande de España.La nueva entidad contará con un Consejo de Administración formado por doce miembros y presidido por el presidente de CAM, Modesto Crespo, ya que ésta es la entidad más grande de las cuatro. Sus homólogos de Caja Extremadura, Víctor Bravo, y de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio, serán vicepresidentes primero y segundo y el de Cajastur, Manuel Menéndez, será consejero delegado.La participación de las cajas en el nuevo órgano financiero común (por ahora carece de nombre propio) es del 40 por ciento de CAM, 40 por ciento de Cajastur, once por ciento de Caja Extremadura y nueve por ciento de Caja Cantabria. Fuentes de la caja alicantina aseguraron que si hay «buen entendimiento» con Cajastur en un futuro, CAM podría aumentar su participación.Aunque la decisión fue aprobada ayer por el Banco de España, mañana se reunirán los Consejos de Administración de las cuatro entidades para aprobar la operación, que elimina toda la presión a la que ha estado sometida la caja alicantina en las últimas semanas. Si todo va según lo previsto, esta misma semana podría darse por cerrada la operación.