Archivan por falta de pruebas una causa del «Otazua» por atentar en Cantabria

La sección tercera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional ha archivado por falta de pruebas la causa que tenía abierta contra tres supuestos integrantes del "comando Otazua"de ETA por la colocación de un artefacto explosivo en un repetidor en el Alto de la Granja en Guriezo (Cantabria).

Según han explicado fuentes jurídicas, el tribunal ha adoptado esta decisión después de que el fiscal Vicente González Mota informara de que no existían "pruebas suficientes"para formular escrito de acusación contra los presuntos etarras Daniel Pastor, "Txirula", Íñigo Zapirain, "Aritza", y Beatriz Etxebarria, "Kot", por lo que pidió el sobreseimiento de la causa.

Los magistrados han accedido a la petición fiscal y han decretado el archivo del procedimiento y levantado las medidas cautelares que se les habían impuesto en esta causa.

No obstante, los tres procesados no saldrán de prisión ya que están a la espera de que la sección cuarta de la sala de lo penal les notifique la sentencia por el atentado con bomba-lapa en el vehículo de un edil del PSE en Galdakao (Vizcaya), en 2007, en el que resultó herido su escolta, hechos por los que fueron juzgados el pasado enero y por los que el fiscal pidió 55 años para cada uno.

A los miembros del "Otazua", en prisión desde marzo de 2001, se les atribuyen otros atentados, entre ellos el del asesinato del policía Eduardo Puelles, contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos y el cometido el 22 de septiembre de 2008 con un coche-bomba frente al Patronato Militar de Santoña (Cantabria) que costó la vida del brigada del Ejército Luis Conde de la Cruz.