El único Oscar de Ciudadano Kane subastado por más de 600000 euros

Se desconoce quién ha sido el afortunado que se ha llevado la reliquia

El único Oscar de 'Ciudadano Kane',
El único Oscar de 'Ciudadano Kane',

El único Oscar con el que se alzó la mítica Ciudadano Kane se ha vendido finalmente por 660.425 euros en una subasta celebrada en Los Angeles este miércoles. Lo que se desconoce es quién ha sido el afortunado que se ha llevado la reliquia, aunque en un primer momento se dijo que había sido el mago David Copperfield.

La casa Nate D. Sanders ha subastado la estatuilla entre multitud de curiosos y posibles compradores venidos "de todo el planeta"y es que el trofeo final lo merecía. No sólo es uno de los dos únicos Oscar que ganó Orson Welles, si no que es irónicamente el único Oscar que consiguió en 1941 la considerada mejor película de la historia.

La estauilla ya fue sacada a subasta en 2007 en Sothebys, aunque finalmente -debido a un desacuerdo en el precio de salida- no se vendió.

Según la propia casa de susbastas, es una de las pocas estatuillas que han logrado superar el medio millón de euros lo que demuestra "la popularidad de Orson Welles y su magnífica Ciudadano Kane".


DAVID COPPERFIELD, DETRAS DEL OSCAR
Los primeros rumores apuntaban a que Copperfield podría haber sido el misterioso comprador que ha desembolsado tal cantidad de dinero por el Oscar, pero él mismo lo ha desmentido poco después en su Twitter. Los rumores no eran casuales, el mago es un reconocido seguidor de la obra de Welles.

Su filia por Welles se remonta a los inicios de su carrera, ya que el director y guionista produjo el primer espectáculo de Copperfield. De hecho, David Copperfield ya tiene numerosos objetos relacionados con Orson Welles.

Ahora el Oscar está en manos de alguien por el momento desconocido después de un periplo de décadas. En un principio se pensó que Welles lo había extraviado hasta que finalmente se supo que lo conservaba el cineasta Gary Graver. La hija de Welles lo reclamó y ganó la batalla judicial para acabar vendiéndolo a la Fundación DAX, quien lo ha subastado hoy.