Fabra: «El PP garantiza los depósitos de Bancaja»

VALENCIA- Bankia es un banco seguro. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quiso lanzar ayer un mensaje de tranquilidad y aprovechó la pregunta del PSPV en la sesión de control de ayer en Les Corts para asegurar que «el PP garantiza los depósitos de Bancaja».

Como ya hizo la pasada semana el conseller de Economía, Máximo Buch, aseveró que Bankia no ha sido nacionalizada. Insistió en que lo que ha hecho el Fondo de Restructuración Bancaria (FROB) ha sido pasar a capital el dinero que en su día se prestó al Banco Financiero y de Ahorros (BFA), que supone el 45 por ciento de Bankia, por lo que el resto de propietarios son los accionistas, que mantienen un 55 por ciento. Si no se lo cree, «tómese un café con Jordi Sevilla (ex ministro de Administraciones Públicas del PSOE)».

Defendió que ha sido el Gobierno del PP el que ha tenido que tomar decisiones para reestructurar el sistema financiero porque Zapatero «no hizo nada».

Al síndico socialista, Antonio Torres, no le sirvió la explicación. Acusó al Consell de estar ausente en la «semana trágica de Bankia» y, en un alarde de imaginación, lo comparó con el famoso capitán del Concordia por «abandonar el barco». Para forzar el debate Torres, así como los diputados socialistas que le siguieron, reiteraron una pregunta que se quedó sin respuesta. «¿Va a aceptar una Comisión de investigación?». El silencio, en este caso, se entiende como una negativa.

El tono del debate comenzó a subir con la intervención del síndic de Compromís, Enric Morera. Instó a Fabra a rebelarse contra el déficit del 1,5 por ciento que impone el Gobierno de Rajoy porque lastra el crecimiento. Le pidió que no acate las órdenes de un Ejecutivo que prefiere servir a los bancos que a las personas.

El presidente reiteró que el crecimiento y la credibilidad de la Comunitat pasa por cumplir el déficit. En este punto, lanzó un mensaje de tranquilidad para los que piensan que los ajustes no han hecho más que empezar. «La Administración no debe tener ni un departamento más, pero no podemos quitar ni un solo servicio a los ciudadanos».

Fue en este punto en el que el diputado de Compromís, José María Pañella, prendió un mecha que avivó con fuerza el diputado de EU, Ignacio Blanco. Pañella aludió a los imputados que se sientan en la bancada popular y el presidente de Les Corts, Juan Cotino, le recriminó que este asunto no tenía nada que ver con la pregunta. Un coro respondió: «Y ellos no responden». En su turno, Blanco abundó en los imputados, se llegó a saltar su turno de palabra y gritó: «¡Qué poca vergüenza!».

El guirigay hizo que la pregunta sobre el parque Ferrari de Cheste quedase en segundo plano, pero Fabra insistió en que la Generalitat no invertirá ni un solo euro.