Ripoll sigue la estela de Berga y declara al Rey «persona non grata»

La Razón
La RazónLa Razón

BARCELONA- La ofensiva independentista contra el Rey para declararlo «persona non grata» se está extendiendo tímidamente en algunos municipios catalanes. El Ayuntamiento de Ripoll (Girona) aprobó esta declaración en su pleno del martes pasado, sumándose así al Ayuntamiento de Berga (Barcelona), que fue el primero en hacerlo hace varias semanas. La votación en Ripoll prosperó gracias a los cinco votos favorables de los ediles independentistas y tres de los nacionalistas, y a la abstención del resto de concejales (seis de CiU, dos del PSC y uno de Plataforma x Catalunya).

El texto aprobado, además, insta a «reprobar cualquier régimen autoritario o monárquico en todo el país», tal y como explicó la portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Ripoll, Teresa Jordà, que aprovechó el altavoz de la agencia Europa Press para reprochar la «mala imagen» que está dando la Familia Real, con el caso Iñaki Urdangarín y la cacería de elefantes en Botswana. De hecho, la edil independentista puntualizó que si bien la moción se dirige contra la persona de Su Majestad pretende simbolizar un rechazo a la institución monárquica.

Por su parte, el alcalde la localidad gerundense, el nacionalista Jordi Monell, quiso dejar claro que a la hora de votar decidió abstenerse ya que representa a todo el municipio. Asimismo, defendió que el grupo municipal de CiU en el Ayuntamiento –cuyos votos fueron dispares– se le había dada la libertad de voto.

En Berga, la moción fue aprobada con los votos de la CUP y las abstenciones de CiU y PSC.