Sol territorio comanche

El kilómetro cero se ha convertido en «centro de operaciones» de los laicistas. Los peregrinos que atraviesan la plaza escuchan improperios contra la Iglesia

En la asamblea ilegal de ayer se decidió repetir la manifestación hoy a las ocho de la tarde
En la asamblea ilegal de ayer se decidió repetir la manifestación hoy a las ocho de la tarde

MADRID- El lugar más emblemático de la ciudad va camino de consagrarse hoy como el escenario de protesta para todos aquellos que se muestran tan molestos con la visita estos días del Papa y de cientos de miles de jóvenes católicos a nuestra ciudad. El miércoles los manifestantes laicistas, a su paso por la plaza, aprovecharon para insultar, escupir y provocar a cada joven ataviado con el «uniforme» de la JMJ que encontraban a su paso. Sol también fue el escenario de la batalla campal en la que acabó la marcha, que se saldó con ocho personas detenidas. Ayer, en protesta por la carga policial del día anterior, convocaron a través de foros y redes sociales una concentración en la plaza en la que volvieron a vivirse momentos de tensión entre 15-M y JMJ. De esta cita salió la de hoy. De nuevo la Puerta del Sol será a las ocho de la tarde el punto de partida de una manifestación que llegará hasta Atocha.
El lugar escogido para dar rienda suelta al odio que muchos parecer llevar en su interior no es casualidad. Sol es el «lugar de nacimiento de los ‘indignados'» y por la plaza pasan cada día cientos de miles de turistas de todo el mundo. Estos días, ante la llegada de más de un millón de peregrinos a Madrid, es imposible que no crucen el kilómetro cero.
La bochornosa estampa del mércoles y de ayer podría volver a repetirse hoy. Los jóvenes católicos tienen que soportar todo tipo de comentarios ofensivos. Cada vez que ellos gritan «Benedicto», los ‘indignados' y laicistas les contestan «¡Asesino!». Además de ofensas personales, los «anti-papa» llevaban ayer pancartas en las que se podían leer eslóganes como «De mis impuestos, al Papa cero», «Estamos hartos de robos sacros», «Que el Papa se pague sus vacaciones» o «Cuidado con la cartera, que viene el Papa». Los jóvenes peregrinos tuvieron que rodear la plaza, guiados por agentes de policía, para evitar que se produjeran altercados mayores.
Para completar el cuadro, también se manifestaron ayer en la Puerta del Sol los defensores de la Memoria Histórica y personas que reclamaban «justicia para las víctimas del franquismo», cuyo paso y cánticos provocaron los aplausos de los «indignados». Muchos jóvenes de la JMJ extranjeros no entendían nada de lo que ocurría allí.


La audiencia deja libre al mexicano
El ciudadano mexicano José Alvano Pérez Bautista, detenido por un delito de amenazas contra un colectivo tras difundir su intención de atentar contra los laicistas con gases tóxicos, fue puesto en libertad después de alegar ante el juez que se trató de «una broma de mal gusto». El imputado fue interrogado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu durante algo más de una hora, para después ser puesto en libertad con medidas cautelares. A pesar de que el detenido estudiaba en el Instituto de Química Orgánica General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el joven no tenía acceso a materias que pudieran haber resultado peligrosas.